Reino Unido analiza restricciones por avance de covid

Edición Impresa

El primer ministro británico, Boris Johnson, volvió a resistir ayer presiones para imponer más restricciones ante el sostenido aumento de casos de covid-19 y el incremento de la circulación de la variante ómicron, a días de los festejos de Navidad y Año Nuevo. De todas maneras, se estudia un pedido para que las personas limiten las reuniones de Navidad y Año Nuevo hasta el distanciamiento social obligatorio y los toques de queda para bares y restaurantes. Sumando presión sobre el Gobierno para ajustar las restricciones, el principal sindicato de enfermeras de Gran Bretaña alertó que el agotamiento y el aumento de los casos entre el personal sanitario los está llevando al límite, aumentando la presión por mayores medidas restrictivas.

Después de discutir con sus ministros los últimos datos sobre el avance del coronavirus en Reino Unido, Johnson dijo que no se aplicarán restricciones inmediatas, aunque admitió que “los argumentos de cualquier manera están muy, muy finamente equilibrados”.

“Tendremos que reservarnos la posibilidad de tomar más medidas para proteger al público”, explicó Johnson, informó la cadena BBC.

En el marco de un alarmante aumento de los casos de coronavirus en días recientes, el Reino Unido informó que se detectaron 91.743 nuevos contagios en las últimas 24 horas.

Dejá tu comentario