30 de abril 2013 - 00:00

Renovación con raíces nacionales

Iveco lanzó al mercado el Tector Attack. Reemplazará al EuroCargo Attack, el camión más vendido en el país desde 2010. Se fabrica en la planta de Ferreyra, Córdoba. Así, la gama de entrada de la firma cambia de look y se alinea a la estética global de la marca.

El Iveco Tector Attack se fabrica en Córdoba. Mantiene el espíritu de ofrecer una buena relación precio-producto.
El Iveco Tector Attack se fabrica en Córdoba. Mantiene el espíritu de ofrecer una buena relación precio-producto.
Iveco presentó el Tector Attack, que competirá en el segmento de los semipesados y que tiene por delante la misión de reemplazar al EuroCargo Attack, el camión más vendido de los últimos tres años. El nuevo modelo se fabrica en la planta que Iveco posee en la localidad de Ferreyra, Córdoba.

Con este lanzamiento, la firma italiana termina un ciclo de renovación de gama que comenzó en 2007 con el lanzamiento del nuevo Stralis y Daily. Este proceso prosiguió en 2008 con la incorporación de Tector y continuó en 2009 con el Cursor, en 2010 con Stralis NR y en 2012 con Vertis.

"Tector Attack forma parte de una familia de camiones que desarrollamos pensando en las necesidades de los transportistas argentinos de corta y media distancia, que aprecian un camión robusto y a la vez moderno, mecánica confiable y un costo de operación bajo", afirmó Sebastián Rodríguez Macías, director comercial de Iveco Argentina.

La historia del Tector Attack tiene su anclaje en 2010, cuando Iveco presentó el EuroCargo Attack como una respuesta a la demanda de los clientes, de la Cámara de Transporte y del Gobierno, que se materializó en el plan de renovación de flota, donde el Estado aportó subsidios y financiación a los transportistas para que pudieran modernizar sus camiones. Esto permitió llevar a las rutas camiones más eficientes desde el punto de vista del consumo de combustible y, al salir de circulación los modelos de más de treinta años de antigüedad, mejorar la seguridad vial.

Iveco reaccionó rápido a este escenario al lanzar aquel año al mercado a la familia Attack, a medida de la Argentina, que consistió en eliminar del EuroCargo todo el equipamiento que encarecía al producto y que no era requerido por el tipo de cliente que adhería al plan de renovación de flota. Esto le permitió a la firma pasar del cuarto puesto de 2008 en el segmento de 200 CV (que concentra el 50% del mercado) al primer lugar en los últimos tres años y lo que va de 2013.

Ahora, toda la gama baja de Iveco, compuesta por el Eurocargo Attack, los modelos RSU para recolección de residuos y los 6x4 se transformarán a la familia Tector Attack. El Tector es un camión de gama más alta que inclusive está sumando equipamiento en su versión estándar -agregados que no llegarán a la línea low cost-. Así, los camiones de entrada de gama tendrán un nuevo look que se alinea a la estética global de la marca.

Versiones

El modelo está disponible en varias versiones. Para ruta, las variantes Tractor y Rígido llegan con cabina corta y cabina dormitorio en configuración 4x2. Se orientan a las cargas generales de media distancia y a aplicaciones como la agricultura, la ganadería y los servicios (cisterna, volcador, reparto de mercaderías, etcétera). En estas versiones, Tector Attack cuenta con un motor NEF 6 clilindros de 210 CV y 680 Nm de torque. La transmisión es Eaton FS5306A de 6 marchas hacia adelante y puente de doble reducción.

El RSU de recolección de residuos tiene configuración 4x2, cuenta con el mismo motor NEF 6 clilindros y se suma la posibilidad de contar con la transmisión automática Allison 3000P de 5 marchas.

Por último, la alternativa para la construcción se ofrece con una configuración 6x4, con un el motor NEF 6 de 250 CV y 950 Nm de torque. La transmisión en este caso es Eaton FTS16108LL de 10 marchas hacia adelante, con toma de fuerza opcional para hormigonera.

Aunque renueva un camión de larga trayectoria, el Tector Attack mantiene el precio: $ 313.524

Dejá tu comentario