Se retiró el último gran capitán

Edición Impresa

El último gran capitán del seleccionado de Rosario colgó los botines. Pablo Bouza se retiró no sólo del Ñandú sino del rugby, pero a partir de ahora se hará cargo del Pladar en Rosario. Al finalizar el partido con Córdoba, el rosarino dijo: Jugar con la camiseta de Rosario lo disfruté como en mi club. No se pudo ganar el Argentino que era algo pendiente para mí y para el rugby de Rosario. Lo disfruté porque todos los años uno tenía la ilusión pero bueno no se pudo ganar. En cuanto si en un futuro se ve como entrenador ganando el Argentino afirmó: Si, pero como jugador es más lindo, ojalá Rosario pueda ganarlo, pero hay que hacer un trabajo a largo plazo y un trabajo de calidad para poder ganarlo. Y agregó: Le agradezco a mi familia, a mi papá, a los entrenadores que confiaron en mí, pero sobre todo a mi familia, mi mamá, mi mujer, mi hijo Simón y mis hermanos que siempre me apoyaron.

Dejá tu comentario