Semana santa

Edición Impresa

Los destinos argentinos son siempre la primera opción en Semana Santa. La costa atlántica, las sierras de Córdoba, Entre Ríos, Salta, Jujuy, Mendoza, El Calafate, Ushuaia o las Cataratas del Iguazú son eternos elegidos. Aún así, hace más de una década que los paquetes a destinos de la región son todo un éxito, favoreciendo visitas breves, en general con propuestas de cuatro días y tres noches, a precios muy competitivos. Brasil, esta vez, es líder indiscutido.

Un clásico del miniturismo en la Argentina, la Semana Santa, es uno de los mejores momentos del año para realizar un viaje corto de entre 4 días y una semana (para quienes aprovechan y se toman lunes, martes y miércoles). Más allá del valor propio por el componente religioso que ofrece para los creyentes del culto católico, este es el último feriado largo antes de que llegue el frío, motivo suficiente para visitar aquellos destinos con oferta de sol y playa. Ofrecemos aquí un recorrido por los que serán este año los lugares más elegidos.

Cataratas, ruinas y más

Misiones es la máxima expresión de la naturaleza, el asombro, el espectáculo en cada kilómetro que se recorre, desde su capital, Posadas, pasando por las míticas ruinas jesuíticas, los innumerables saltos y cascadas, sus rutas como estratégicos miradores de incomparables paisajes, hasta llegar al lugar que nadie puede olvidar y al que todos quieren regresar: las Cataratas del Iguazú.

Termalismo y spa

Entre Ríos es el destino termal por excelencia y es una de las provincias más buscadas por el creciente público de turismo de escapadas. Complejos ideados para la recreación y el tratamiento de afecciones, bellas ciudades con costa sobre los ríos Uruguay y Paraná, el atractivo de la cultura litoraleña y la proximidad con la Ciudad de Buenos Aires son algunas de las principales razones que llevan a elegirla.

La costa atlántica

Los últimos días de marzo aún permiten vivir a pleno una escapada a la costa argentina. Los balnearios del Partido de La Costa, además de Mar del Plata, Pinamar y Villa Gesell, por mencionar algunos, hasta las ciudades más alejadas del sur ofrecen infraestructuras turísticas de primer nivel y servicios acordes con la gran demanda que tienen estos destinos durante los fines de semana largos y feriados.

El valle de punilla

El aire otoñal se disfruta siempre en grande en la montaña, y Córdoba es una de las metas más elegidas por su proximidad con la capital y su diversidad de destinos serranos. El Valle de Punilla es una gran elección, con villas turísticas a lo largo de la Ruta 38, incluyendo Cosquín, La Falda, La Cumbre y Capilla del Monte, entre otros, así como la gran cabecera turística cordobesa, Carlos Paz.

Aires de campo

Alejarse de la gran ciudad en busca de un refugio en las áreas rurales de la provincia de Buenos Aires es una buena idea. Allí, en un radio de 250 kilómetros de la Capital Federal, existen estancias centenarias, chacras, granjas, fincas y hoteles de campo, con dimensiones que pueden ir desde pequeños microemprendimientos, que concentran su fuerte en una producción o actividad en particular, hasta suntuosos cascos reciclados que nada tienen que envidiar a un hotel cinco estrellas.

Caribe, all inclusive

Algunos aprovechan los dos feriados de Semana Santa para alargar sus vacaciones unos días más. Con una semana disponible, algunos destinos más lejanos aparecen como posibles alternativas. Entre ellos, los más visitados por los argentinos son lugares del Caribe. Cancún y Playa del Carmen, en México; Punta Cana, en República Dominicana; Cuba y el Caribe colombiano lideran el ranking, en algunos casos con opciones all inclusive.

Uruguay, eterno clásico

Es el destino de escapadas internacionales preferido de los porteños, accesible en un breve viaje por barco o avión. Colonia del Sacramento es un clásico de las escapadas, con su barrio colonial declarado Patrimonio de la Humanidad en 1995, sus playas de arena blanca sobre el Río de la Plata y su apacible ritmo de vida. Montevideo es otra opción perfecta para vacacionar, con atractiva oferta cultural y hermosas playas como las del barrio de Pocitos. Punta del Este es uno de los balnearios preferidos por los argentinos y bien merece una visita fuera de temporada, lo mismo que Piriápolis y la costa del departamento de Rocha.

Brasil, el más conveniente

El sur brasileño tiene una propuesta de playas recomendable. Uno de los puntos de atracción es Florianópolis, en el estado de Santa Catarina, a sólo dos horas de vuelo desde Buenos Aires. La ciudad de Río de Janeiro también entra en la lista de destinos recomendados para escapadas regionales, a sólo tres horas de vuelo. Playas como Copacabana e Ipanema, intensa vida cultural y ritmo de samba son apenas algunas de las razones para visitarla.

Chile: ciudad y playas

La capital chilena, Santiago, se encuentra a dos horas de avión desde Buenos Aires y es tal vez la primera alternativa a tener en cuenta. Desde allí se accede en una hora de autopista a Valparaíso, una de las ciudades más bellas del litoral trasandino, y a la afamada Viña del Mar. Chile también ofrece la posibilidad de viajar a la isla de Pascua, la cual se vuelve accesible haciendo escala aérea en Santiago.

Cuzco y Machu Picchu

Un destino siempre buscado por argentinos es el que integran la ciudad de Cuzco y las ruinas de Machu Picchu. En una escapada de una semana o incluso más breve se puede realizar la visita a la ciudad que fue capital del Imperio Inca y completar también el viaje por tierra hacia las ruinas, en el llamado Camino del Inca.

Cuyo: Vinos y Bodegas

Mendoza y San Juan, con sus circuitos de bodegas de nivel internacional, atraen cada vez más turistas argentinos y también del exterior. Ambas provincias ofrecen la posibilidad de disfrutar más de una decena de alternativas relacionadas con turismo aventura, en contacto con la naturaleza.

Dejá tu comentario