9 de marzo 2012 - 00:00

Silencio y plenitud en el Parque Nacional Monte León

Una inmensa gruta queda al descubierto cuando baja la marea en la costa santacruceña.
Una inmensa gruta queda al descubierto cuando baja la marea en la costa santacruceña.
A 54 km de Puerto Santa Cruz, empalmando la Ruta Nacional Nº 3, haciendo un pequeño desvío por un camino vecinal entre cañadones de singular belleza, se accede a las hermosas playas del Parque Nacional Monte León, un lugar de singular belleza que ocupa una superficie aproximada de 61.700 hectáreas.

Cercano a la costa el turista podrá observar un majestuoso «Monte León» que asemeja su forma a un inmenso león americano echado, de allí su nombre. Tomando un desvío del camino principal, se llega al inicio del Sendero Pingüinera. Tras caminar por la estepa, se encuentra una importante colonia de pingüinos Magallánicos compuesta por 60.000 individuos. El tiempo aproximado del recorrido es de una hora y media, ida y vuelta. El horario de visita es de 16 a 20. Cabe aclarar que fuera de este horario no se permite el acceso.

El área está compuesta por altos acantilados, islas, roqueríos, pequeñas bahías, playas y restingas que se descubren con la marea baja, cuando queda al descubierto una inmensa playa de arena mojada pero compacta, que permite llegar caminando a una gruta excavada por el agua en la roca viva, con un orificio en la bóveda que permite ver la luz natural y cuyas paredes están tapizadas con mejillones, algas y otros seres pequeños. El tiempo aproximado del circuito es de 45 minutos, ida y vuelta. Hay que tener en cuenta que sólo es posible acceder cuando la marea llega a su nivel más bajo. Por lo tanto hay que consultar siempre la tabla de mares.

Dejá tu comentario