Sólo para amantes de las catástrofes

Edición Impresa

Dean Devlin, asistente de numerosos films de efectos especiales, está a sus anchas como director en esta película que se regodea en varios apocalipsis.

Si bien no tiene mucha experiencia como director, de algo que sabe el productor y guionista Dean Devlin es de catástrofes globales, y desde hace años viene trabajando como uno de los colaboradores del rey de los desastres cinematográficos, Roland Emmerich. En esta primera gran superproducción como director Devlin saca de la galera las hecatombes más imaginativas, y en realidad solo de esto trata esta película.

Lo que tiene de original "Geo tormenta" es que su gran dosis de ciencia ficción diseñada para mitigar tanta tragedia. La idea es aquí un sistema de satélites destinados a coordinar el clima de nuestro planeta, pero en un programa que no está muy bien concebido una vez que su creador, el héroe de acción Gerard Butler, es despedido por las autoridades, lo que desde luego lleva al desastre. Como se puede esperar hay imágenes impresionantes, con rascacielos cayendo y chocando entre sí como en un dominó apocalíptico, y gente que queda congelada en medio de un desierto. También hay pequeñas subtramas humanas que no aportan mucho, y escenas espaciales que recuerdan el estilo de "Armageddon". En todo caso, solo con las escenas apocalípticas Devlin logra su espectáculo pantagruélico.





"Geotormenta" ("Geostorm", EE.UU., 2017). Dir.: D. Devlin. Int.: G. Butler, J. Sturgess, A. Cornish.

Dejá tu comentario