Soria quiere achicar un 30% planta política rionegrina

Edición Impresa

Río Negro - El gobernador electo Carlos Soria se aboca a poco más de un mes de asumir el cargo a definir su gabinete: se estima que no se asegurará ningún nombre del equipo antes del día 17, pero sí ya se confirmó que achicará la planta política en un 30 por ciento.

La medida de ajuste apunta a hacer frente a un aumento en los sueldos, que el justicialista Soria consideró necesario a pesar de no desconocer la crítica situación financiera de la provincia. De hecho, Soria explicó al diario Río Negro que esa jerarquización no implicará mayores costos, porque piensa gobernar con menos funcionarios que la actual administración.

El mandatario electo estimó en unos 640 los cargos políticos de la gestión del saliente radical Miguel Saiz, incluyendo el Ejecutivo y empresas públicas. Los nombramientos iniciales serán reducidos y luego se completará el organigrama con la nueva estructura ministerial, que se cumplirá a principios del año próximo, después de un exhaustivo análisis de nombres para los principales cargos.

El repaso de nombres muestra que, para los primeros pasos en Viedma, Soria recurrió inicialmente al círculo de actuales colaboradores. Así fue como concentró su congregación de confianza en Alejandro Palmieri (Hacienda), Del Valle (Obras Públicas), Juan Huentelaf (Horizonte, con supervisión general) y, entre otros, Julián Goinhex (Comunicación).

Dejá tu comentario