Sube y baja

Edición Impresa

Mario Secco (Ensenada)

Dueño de un estilo de gestión personalista, el intendente ultra-K juega todas sus fichas a la vuelta del "modelo". Con ese objetivo no se priva de atacar a propios y extraños. Prefiere los exabruptos al análisis respetuoso, en tiempos de diálogos se inclina por el agravio antes que por el consenso. "¿Quién no quiere tener un papá que le deje toda una vida asegurada y no laburar? Eso lo quieren todos. La Provincia la heredaron cien veces mejor de lo que la heredamos nosotros, ahora dejen de andar mariconeando", bramó en referencia a María Eugenia Vidal.

Julio Zamora (Tigre)

Con una inflación que acumuló un 6,3% en el primer trimestre, el intendente decidió adherirse al plan "Bajemos los precios" que impulsa el Frente Renovador. El objetivo es bajar los precios de 11 productos de la canasta básica, por lo que en los municipios que se sumen habrá una tasa de seguridad e higiene especial para comercios minoristas y mayoristas. "En los últimos 16 meses los precios aumentaron un 48%, lo que habla de un castigo a los bolsillos de los trabajadores. Queremos proteger a la gente común que va al supermercado y ve que los precios aumentan, producto de la devaluación, tarifazos y políticas que van en contra de las mayorías", sostuvo el jefe comunal.

Alejandro Granados (Ezeiza)

Mientras el fiel representante de los "barones del conurbano" se empeña en mantenerse cercano a Cambiemos a la espera de la opción más funcional a sus intereses en el PJ, los vecinos de Ezeiza continúan padeciendo graves problemas. Hay zonas del distrito que están "olvidadas" en una gestión que viene desde el año 1995. La "eterna" administración de Granados no dio solución a los problemas de inundación que padecen miles de vecinos de barrios como Sol de Oro, San Javier, La Porteña, La Unión, Spegazzini, Vista Linda, entre tantos otros.

Dejá tu comentario