Suma el filtro de partículas

Edición Impresa

Para adaptarse a la norma Euro V, la pick-up mediana suma un dispositivo que retiene el hollín de los gases de escape.

La pick mediana de Chevrolet, la S10, incorporó el filtro de partículas DPF (Diesel Particulate Filter), una nueva tecnología que reduce las emisiones contaminantes en los motores turbodiésel. De esta manera, la pick-up cumple con la norma Euro V, que entró en vigencia en Argentina en enero.

Se trata de un dispositivo conectado al sistema de escape diseñado para retener el hollín de los gases de escape. La Captiva diesel también cuenta con esta tecnología.

El dispositivo DPF funciona a través de un proceso denominado "Regeneración", encargado de la autolimpieza del filtro. Los residuos generados por la combustión del motor se convierten en dióxido de carbono y vapor de agua al salir del sistema del escape. El filtro DPF se limpia de manera automática y periódica mientras se está conduciendo y para su correcto funcionamiento el vehículo se debe utilizar con combustible Grado 3.

Dejá tu comentario