26 de diciembre 2011 - 00:00

TAMBALEA PUTIN

TAMBALEA PUTIN
El fantasma de una revuelta popular en Rusia ya genera reacomodamientos vertiginosos en el Kremlin. Lo que empezó hace un mes como un reclamo contra un supuesto fraude se transformó el sábado (foto) en una masiva exigencia de renuncia del hombre fuerte y primer ministro, Vladimir Putin. El expresidente Mijail Gorbachov generó ira en Putin al reclamarle la renuncia. Éste resiste y afirma que sigue contando con la mayoría, lo que podría ser cierto, dada la división de la disidencia. Pero su elección en marzo como presidente entró en zona de riesgo. La situación de Rusia no es la del despótico mundo árabe hace un año, pero tampoco se puede hablar de democracia plena. Las próximas semanas serán decisivas. Hay síntomas de que se resquebraja el Gobierno. (Ver pág. 15.)

Dejá tu comentario