Termas y más a pocas horas de la capital

Edición Impresa

 No hay dudas de que Entre Ríos es el gran referente en la región del turismo termal. Sin embargo, la provincia se ha convertido con los años en un destino para disfrutar los 365 días del año, gracias a su amplísima oferta de servicios y actividades.

Aun así, las termas, desplegadas por casi todo el territorio entrerriano, son su máximo exponente. En este contexto, y a sólo tres horas de Buenos Aires, el Complejo de Aguas Termales y el Velissa spa termal, esperan a todos los visitantes que quieran disfrutar de un espacio de relax inmerso en un entorno natural de un predio de 41 hectáreas.

El Complejo posee siete piscinas de diferentes profundidades, usos y temperaturas, dos de ellas semicubiertas, con hidrojets y chorros para cervicales. Diariamente se brindan actividades recreativas dirigidas, como por ejemplo: acuagym, yoga, gimnasia china, manualidades para niños y shows musicales en vivo. El predio cuenta con senderos internos para realizar caminatas o paseos en bicicleta o karting a pedal. Canchas de tenis de polvo de ladrillo, actividades náuticas en el lago Aventura, fútbol, vóley y tejo; y un campo de golf de nueve hoyos completan la oferta de actividades deportivas y de esparcimiento.

Los visitantes pueden optar por hospedarse tanto en hoteles de 3 y 4 estrellas como en alguno de sus bungalows. Para quienes disfrutan la vida al aire libre se dispone de un sector de camping con muy buena calidad de servicios.

Por otra parte, como primer spa lúdico termal del litoral argentino, el Velissa spa termal dispone de un circuito hídrico con piscina lúdica, hidromasaje, saunas, baños de vapor y duchas, además de un área de relax, una zona de masajes y tratamientos.

CIUDAD JARDÍN

Pero Villa Elisa se destaca también por su belleza natural. Jardines de acera, amplias avenidas parquizadas, plazas y parques son celosamente cuidados por sus vecinos que desean convivir en un espacio urbano digno de habitar.

Imperdible visitar la Patu Granja y los paseos en zorra desde la estación.

En tanto, el Camino de los Colonos es un circuito turístico vinculado a la producción regional, la gastronomía típica, la cultura inmigrante y la vida de campo. Un itinerario de aproximadamente 15 kilómetros integrado por la Estancia Museo El Porvenir, el Centro Saboya Argentina, La Chozna, posada de campo, la vieja carpintería y el tradicional almacén de campo Don Leandro de pueblo Hocker, que se conserva a través de los años y en donde se ofrece historia pura de inmigrantes suizos, franceses e italianos, productos regionales elaborados con las recetas traídas por abuelos gringos y las exquisitas picadas de campo, platos franceses y el famoso asado de don Leandro Pralong.

A tan sólo 12 km del complejo termal de Villa Elisa, se encuentra el almacén de ramos generales Francou, en donde su familia atesora más de cien años de historia para compartir con los visitantes. Las picadas, vinos y meriendas, elaborados por las manos de la gente de la colonia, les serán ofrecidos para despertar sus emociones a través de los sabores.

Dejá tu comentario