Tigre hizo pleno en la última bola

Edición Impresa

Tigre se llevó el triunfo en el último centro del partido, después de sufrir 94 minutos ante un Palmeiras que le jugó de igual a igual.

El pelotazo al área de Ferreira fue bajado de cabeza por Galmarini y Peñalba la empujó a la red, ante la desesperación del arquero Fernando Prass, que nada podía hacer.

Tigre había perdido en sus dos presentaciones (de local ante Libertad de Paraguay y de visitante ante Sporting Cristal), por lo que tenía casi la última oportunidad de seguir en carrera para la clasificación y la aprovechó en la pelota final, cuando el empate (que hubiera sido lo más justo) parecía estar sellado.

Después de un primer tiempo en el que el equipo de Victoria tuvo una leve superioridad, debido al trabajo de Rubén Botta y Matías Pérez García, los brasileños salieron con todo en el segundo convirtiendo al juvenil Agustín Cousillas en figura. El tercer arquero de Tigre no hizo extrañar ni a Javier García ni a Albil y, con sus atajadas, mantuvo el cero en su arco, que fue fundamental. Tigre reaccionó a los 20 minutos y se convirtió en dominador, pero Palmeiras de contra también llegaba, aunque Tigre se quedó con todo.

Dejá tu comentario