Tragos con acento y bandera nacional

Edición Impresa

Una de las formas de adentrarse en la cultura de un país -tal vez la más entretenida- es a través de su coctelería. Durante el siglo pasado, a partir de la década del 20, una gran cantidad de tragos-bandera nacieron para relatar la historia del lugar en el que fueron creados. El experimento parece haber resultado exitoso y, si se agudizan los sentidos, en cada sorbo se puede degustar la carga de mitos y tradiciones que encierra aquella sociedad que los prepara y los toma cotidianamente.

En esta breve selección aparecen aquellos tragos que, más allá de cuestiones territoriales, han cruzado las fronteras y hoy pueden disfrutarse en bares de cualquier ciudad del mundo.

Dejá tu comentario