“Un mercado normal atraerá las inversiones”

Edición Impresa

Periodista: ¿Cómo observa el mercado para este año?

Luis Basavilbaso: Estamos esperando una definición más clara. Febrero fue un buen mes, estamos viendo marzo, que viene a un ritmo tranquilo pero que no para. Nosotros hicimos planes de entre 550 y 600 mil autos para este año, que es menos que en 2015. En febrero hubo un repunte inesperado. Pero todavía no está claro cómo queda el poder adquisitivo de la gente y sus ganas de comprar autos. Estamos tratando de medir eso. Cambiaron las reglas de juego. El mercado está más normal. Era un mercado muy distorsionado, con enormes restricciones, y de a poco se va normalizando. No es un momento de definiciones seguras.

P.: Aumentaron los precios, pero menos que la devaluación, ¿cuál será la política de precios?

L.B.: Los costos subieron bastante más del 22%, que es lo que aumentaron los precios en promedio en lo que va del año. Estamos haciendo un sacrificio de margen de rentabilidad al aumentar muchísimo menos que la devaluación. Después veremos qué aumento aguanta el mercado. Todo es nuevo, porque la devaluación en enero fue del 40% y el resto se dio en los últimos días. No creo que siga un ritmo como el de febrero y marzo, supongo que el dólar se planchará por un tiempo, pero esa es una medición personal. A partir de ahí el mercado se puede llegar a recuperar.

P.:¿Cómo conviven con las promociones que están haciendo otras marcas?

L.B.: No tengo claro si es una necesidad puntual de desestockearse o es una nueva modalidad del mercado. Es otra cosa sobre las que nos falta información. La realidad es que hace años hacemos planes mensuales, vamos cambiando nuestra política comercial, y nos vamos adaptando a las normas y a las posibilidades. No tenemos decisiones ni siquiera trimestrales.

P.: ¿Cómo se explica esto a casa matriz?

L.B.: Es difícil, pero están acostumbrados. La ventaja que tenemos en Argentina es que nuestras marcas dan buenos resultados. A pesar de que somos un bicho raro, nos aceptan, nos entienden y confían.

P.: ¿Cómo analiza la situación de Brasil?

L.B.: Lo veo muy mal. En los últimos años, toda la industria preveía un mercado brasilero para 2016 de 4 millones de autos. Para 2020, 5 millones. Con esos volúmenes estimados se hicieron las inversiones. Hoy, no sé si este año llegará a 2,5 milllones. Es una situación complicada, porque hay inversiones para vender cuatro o cinco y se vende dos y medio. Cuando hay inestabilidad política, recesión y el mercado que se retrae con guerra de precios, todo junto, con nuevos modelos que siguen saliendo porque las inversiones se hicieron hace cuatro años, el panorama es difícil.

P.: ¿Cuáles son las expectativas para Peugeot y Citroën?

L.B.: Nosotros fuimos, probablemente, el grupo más afectado por las restricciones de los años últimos. Entonces, aunque el mercado caiga, nuestra aspiración es crecer y volver a las participaciones históricas: en el conjunto de Peugeot y Citroën está entre el 15% y el 16 %. Con un mercado normal también hay más posibilidades de que Argentina reciba inversiones. Nosotros ya teníamos un plan de inversiones. Y se confirma.

Entrevista de Ariel Basile

Dejá tu comentario