Una educación con disciplina y en la austeridad

Edición Impresa

Elon Musk sabe como dominar la actualidad noticiosa, pero pese a la intensa atención mediática que despierta el hombre más rico del mundo, los inicios del emprendedor en la Sudáfrica del apartheid todavía son oscuros. En pleno debate sobre una eventual compra de Twitter, su padre Errol Musk explica a AFP que educó a sus hijos Elon y Kimbal en la austeridad, como buenos “chicos sudafricanos”, inculcándoles desde jóvenes el rigor y la disciplina que aprendió en el ejército. “Fui un padre estricto. Mi palabra era ley”, dice, asegurando que la ambición de Elon se alimentó de esta educación con un toque deliberadamente machista.

“Era nuestra forma de ser. Nos esforzamos en dar lo mejor de nosotros mismos”, confía este hombre de 76 años de rostro curtido, frente despejada y mirada de acero en su casa en la localidad costera de Lanbebaan, cerca de Ciudad del Cabo.

“Es un poco nuestra marca de fábrica”, añade.

Elon Musk nació en Pretoria el 28 de junio de 1971 hijo de este ingeniero y promotor inmobiliario y de Maye, una modelo canadiense.

Dejá tu comentario