Vino: una botella de cada cinco es italiana

Edición Impresa

En 2015, una botella de vino de cada cinco que se vendieron en el mundo fue producida en Italia, que exportó por 5.400 millones de euros, con un aumento del 575% en los últimos treinta años, según un estudio publicado esta semana.

Italia se convirtió en 2015 en el primer productor mundial por delante de Francia, según anunció la Organización Internacional del Vino (OIV). El mayor consumidor de vino italiano es Estados Unidos, que importó caldos por un monto de 1.300 millones de euros (+13% respecto de 2014), superando así a Alemania, segundo, y Reino Unido, tercero.

China, por su parte, que importó vinos italianos por un monto de 80 millones de euros (+18% respecto de 2014), es un mercado en plena expansión, en tanto Japón se mantiene en los mismos niveles (+2% con relación a 2014). Entre las denominaciones de vinos italianos de moda en el mundo, se destacan el Chianti, el Brunello di Montalcino, el Pinot grigio, el Barolo y el Prosecco, cuyo éxito le ha permitido superar al champán en volumen de exportaciones.

Dejá tu comentario