8 de septiembre 2015 - 00:00

“Volveremos a liderar el mercado en 2018”

“Volveremos a liderar el mercado en 2018”
París (enviado especial) - En un evento realizado en París, Renault mostró por primera vez la pick-up Alaskan que se fabricará en la Argentina hacia fines de 2017, en un convenio con Nissan y Mercedes-Benz que también producirán sus propias camionetas. Durante ese encuentro, la prensa argentina pudo dialogar con Thierry Koskas, presidente de la filial local. Habló del nuevo proyecto, de la estrategia de la compañía para los próximos años y de la situación económica del país.

Periodista: ¿Cuál es el escenario para la industria automotriz y para la economía en general para 2016?

Thierry Koskas:
Hay mucha incertidumbre. Para el mercado interno pensamos que va a ser muy similar al de este año. Un cálculo prudente podría ser de 600.000 unidades. Todo dependerá de si hay devaluación y de cuándo sea. Pero cualquier cosa que pase creo que 2016 va a ser muy parecido a 2015.

P.: ¿Para cuándo estiman la devaluación?

T.K.: No sería descabellado decir que durante el primer trimestre de 2016 va a haber una devaluación.

P.: ¿La posibilidad de una devaluación y las restricciones al acceso de divisas, cómo pueden impactar en sus planes de inversión?

T.K.: La inversión la vamos a empezar a realizar el año que viene en un escenario distinto. Una buena parte va a ser en pesos, de nuestros fondos. El resto será en dólares. Será una negociación con el próximo Gobierno.

P.: Actualmente fabrican en Córdoba Clio, Fluence y Kangoo. El año próximo Logan y Sandero, que hoy importan, van a ser nacionales. A esto se suma la producción de la Alaskan. Quedará para la importación Master, algo de Mégane y algún otro modelo para completar la gama. Con este cambio de estrategia, ¿cómo quedará la balanza comercial de Renault?

T.K.:
Mejorará sustancialmente. Vamos a seguir necesitando divisas, sin duda, pero dependeremos mucho menos del flujo externo. Por nuestras ambiciones comerciales no vamos a poder tener superávit. Pero todo lo que hacemos es mejorar nuestra posición de producción local.

P.: Se podría decir que el exsecretario Guillermo Moreno tenía razón respecto de restringir las importaciones para forzar una mayor producción local.

T.K.:
No hago comentarios de carácter político. La regla en la Argentina es que para vender autos en el mercado interno hay que producirlo localmente. No vemos que esto cambie a mediano plazo. Una marca que no está presente en la Argentina no puede vender 50.000 autos o más. Si no fabricamos Logan y Sandero en la Argentina no podríamos importar la misma cantidad de esos modelos. En otros países es distinto. En Inglaterra no producimos ningún auto y vendemos muchos. Lo mismo en Chile. La Argentina es diferente y tenemos que adaptarnos a la situación de cada país.

P.: Aparte de ingresar en un nuevo segmento, ¿cuál es el objetivo de Renault al producir ahora pick- up?

T.K.:
Apuntamos al liderazgo del mercado. Lo fuimos antes de 2000 y lo queremos ser de vuelta a partir de 2018. Para eso tenemos que tener esta estrategia. El punto de partida es que Renault quiere ser el líder en ventas y por eso entramos en un segmento del mercado que representa el 10% de las operaciones totales. No hay que olvidarse de que fuimos líderes en el segundo semestre de 2013, llegamos al 16,8% de participación. ¿Por qué no vamos a poder serlo durante todo un año? Y eso sucedió sin tener una pick-up como vamos a tener ahora. Renault, como marca, tiene potencial para liderar el mercado.

P.: ¿Cuáles son los planes de exportación para la nueva pick-up, teniendo en cuenta que entre las tres marcas -Renault, Nissan y Mercedes Benz- producirán unas 70.000 unidades al año?

T.K.:
Vamos a exportar entre el 75% y el 80% de la producción entre las tres marcas.

P.: Con ese volumen de producción, ¿es posible la fabricación local del motor de esas pick-up?

T.K.:
Por el momento, lo vamos a importar. Producirlo localmente es algo que está en estudio, pero es una posibilidad.

P.: ¿Cuál es la situación laboral en la planta de Renault en Córdoba? Algunas empresas debieron suspender personal por la baja del mercado interno y, especialmente, por la menor demanda de Brasil.

T.K.:
No estamos suspendiendo. Adaptamos la cadencia de la planta a 345 autos por día con una capacidad total de 550. Seguimos en dos turnos y pensamos continuar así para la primera parte de 2016. Después dependerá de cómo evolucione la demanda.

Entrevista de Horacio Alonso

Dejá tu comentario