Yendo al frío

Edición Impresa

Caminar bajo cero

La temporada de frío en ciudades de Europa y Nueva York ya terminó, pero las mismas reglas que usa al andar por esos centros turísticos vale para el invierno del sur, con temperaturas cercanas o por debajo de 0 °C: usar gorro de lana, orejeras y bufanda o cuello polar. Las manos deben estar cubiertas por guantes impermeables y los pies, con medias térmicas o de algodón gruesas (no son recomendables las de lana). El calzado a prueba de agua hasta el tobillo con suela de goma gruesa es la mejor opción para caminantes.

Empacando lo correcto

La preparación del equipaje es fundamental, ya que la idea es llevar la cantidad adecuada de prendas para no transportar peso excesivo y que tampoco haya elementos faltantes. Una de las claves es elegir ropa que se pueda usar superpuesta, apelando al conocido sistema de abrigarse por capas. Camisetas, remeras, buzos, chalecos, camperas rompevientos y polares suelen ser perfectos para combinar entre sí, por debajo de la campera de abrigo en caso de que ésta sea necesaria.

Para empacar ropa de tamaño grande, una solución puede ser utilizar el envasado al vacío o las bolsas de compresión, que reducen al máximo el tamaño de camperas y abrigos.

Las medias ocupan poco espacio, por lo que es recomendable incluir muchos pares, privilegiando las de algodón y de textura gruesa.

Con ayuda técnica

Hay ropa y artículos técnicos que pueden servir para proteger del frío en cualquier situación. Las camperas de pluma integran esta lista, ya que por su composición son las únicas que mantienen el torso caliente sin necesidad de que el cuerpo genere calor. Cuando se va a estar quieto son la mejor opción para combatir las bajas temperaturas. Esto se aplica también a las bolsas de dormir de plumas.

Como primera capa, sobre el cuerpo, lo ideal son las remeras de poliamida -no las de algodón-, ya que dejan pasar la humedad hacia el exterior. Las capas de ropa que le siguen deben ser de mayor abrigo y las que entran en contacto con el exterior preferentemente, de tejidos impermeables como el Gore-Tex.

Dejá tu comentario