Aprueban el Plan Nacional de Evaluación Educativa 2021-2022

Educación

Las pruebas estandarizadas trabajarán con una variedad de enfoques, estrategias, componentes e instrumentos que aclararán el desempeño en la calidad pedagógica. Además se hará una investigación federal y cualitativa, para documentar experiencias que mejoren los marcos de interpretación frente a la pandemia.

Junto a la aprobación del Consejo Federal de Educación (CFE) y el respaldado del Consejo de la Calidad, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, presentó hoy los cuatro componentes del Plan Nacional de Evaluación Educativa 2021-2021, que permitirán sistematizar y valorar evidencias sobre la situación en la que se encuentra el nivel primario y secundario, para esclarecer las nuevas formas de trabajo.

En el marco de un período excepcional, a causa de la pandemia del Covid-19, y bajo una mirada colectiva y federal, las 24 jurisdicciones junto al gobierno nacional afianzan su camino hacia la enseñanza, el aprendizaje, los cambios en la organización y funcionamiento escolar, las trayectorias escolares de los estudiantes y las condiciones materiales e institucionales en las que se desarrollaron tales procesos.

"La evaluación sirve para interpelar a los gobiernos, a la priorización en la agenda pedagógica y al despliegue de políticas de inversión. En la instancia del 2020, por ejemplo, se implicó la respuesta inmediata a nivel nacional. Esto es fundamental para obtener información de lo que permite un proceso de escucha, análisis y mejor trabajo", dijo Trotta al inicio de la conferencia de prensa.

Y afirmó que la propuesta “es clave para definir políticas educativas que permitan asegurar el aprendizaje a todos los chicos". De esta manera, tras las reuniones técnicas del sistema educativo, el trabajo mancomunado de las provincias, la instancia de diálogo con especialistas, las organizaciones docentes y la participación del CFE, se permitirá saber el estado actual de los alumnos junto a la mayor complejidad e integralidad posible.

En cuanto a Gabriela Diker, secretaria de Evaluación Educativa, dijo: "Seguimos sumando instrumentos para reunir evidencia rigurosa y amplia que aporte a reorganizar las trayectorias escolares, reducir las brechas de aprendizajes e identificar experiencias novedosas para apoyar la construcción de una escuela mejor y más justa".

Según sus dichos, las familias tuvieron un rol importante en los procesos escolares que tuvieron los hijos teniendo en cuenta las particularidades del coronavirus. Y destacó el acompañamiento que hicieron los docentes, los materiales que integraron y las ofertas de capacitación que se llevaron adelante.

En este sentido, se dará continuidad a la serie histórica de pruebas para relevar las prescripciones que resultaron de los procesos de priorización y reorganización curricular (institucional y didáctico) en el período 2020-2021 ya que el ciclo de formación y organización, en los obstáculos en los que persistieron, implicaron criterios de enseñanza simultanea en donde se exigió resolver inconvenientes.

Por último, se confirmó que se llevará adelante la Investigación Educativa Federal 2021 durante el segundo semestre del año con un enfoque pleno en el nivel primario.

Dejá tu comentario