“El argentino tiene una sensibilidad especial al mundo del lujo”
En su visita al país, el vicepresidente de Cartier Internacional, Sebastien Levi, dialogó con Biz: “Las marcas líderes son aquellas que ofrecen un producto distintivo, premium, pero que lo pueden completar con una experiencia”, afirma.
ó la Argentina el vicepresidente de Cartier Internacional, Sebastien Levi. En diálogo con Biz, el ejecutivo francés contó los secretos del nuevo perfume de la marca de lujo, Cartier L'envol Eau de Toilette; habló sobre mercado de lujo y sobre los objetivos de la marca en el país.

"El consumidor argentino es uno de los más sofisticados de Latinoamérica", asegura Levi, que este año y tras ocupar distintos cargos en L'Oreal y Moroccanoil, se une a la Maison Cartier como vicepresidente de Fragrancias, donde supervisa todas las operaciones de las Américas incluyendo Estados Unidos, Canadá, México, Latinoamérica y el Caribe. "Estamos convencidos de que la Argentina tiene un potencial enorme. El consumidor está educado, sabe lo que quiere con respecto al segmento de lujo", afirma el francés antes de ensayar una anécdota que para él refleja la esencia de la firma: "Un gran amigo que no tiene nada que ver con la marca me contó que para su aniversario de boda se regalaron con su mujer un reloj Cartier. Eso resume lo que somos. Para grandes etapas de la vida, Cartier es un referente, un objetivo a cumplir".

Periodista: ¿La Argentina entonces vuelve a ser un país atractivo para las marcas premium?

Sebastien Levi: Sin dudas. Para Cartier es un mercado interesante. Va a tomar tiempo. Hay que reactivar la confianza para que las marcas de lujo se convenzan de que vale la pena regresar a la Argentina. El potencial está, el consumidor está educado, sabe lo que quiere. En Miami, por ejemplo, el argentino es uno de los principales clientes de Cartier en fragancias, pero también es un cliente fuerte en casas premium en general. El argentino tienen una sensibilidad especial al mundo del lujo.

P.: ¿Cómo se vende hoy un producto como Cartier en el mercado local?

S. L.: Cuando un consumidor compra un producto Cartier compra un imaginario. Nosotros tenemos que crear maneras en las perfumerías de recrear esta magia. En ese sentido muestros equipos están haciendo un trabajo fantástico.

P.: ¿Cómo se resignifica el lujo en el sigloXXI con la aparición de la tecnología y la democratización de la información?

S. L.: Se lo resumo en dos palabras: experiencia y servicio. La noción de experiencia va a ser clave, especialmente para los milliennials. Hoy se vende experiencia y los milliennilas buscan algo que se pueda instagramear. Las marcas que pican en punta hoy son aquellas que ofrecen un producto distintivo, premium, pero que lo pueden completar con una experiencia. Por otra parte, va ser importante también el servicio. La atención personalizada, escuchar al cliente. Para lograr un cliente fiel hay que establecer una relación.

P.: ¿Cuánto influye un influencer en el negocio?

S. L.: Son importantes. Están cada vez más profesionalizados, pero no pierden su autenticidad. En Europa hay cada vez más agencias de influencers. La clave es no decirles lo que tienen que escribir o hacer porque los perdés. Hay que darles libertad y establecer una relación de confianza, dar un discurso creíble. Ellos detectan si es algo que está comprado por la marca.

P.: Defina a Cartier...

S. L.: Somos un grupo contemporábneo pero no estamos de moda. Un ejemplo, hace cien años lanzado al mercado el reloj Tank. Es una gama que se vende muy bien aún hoy. Para nosotros es un gran orgullo saber que tenemos que crear productos que tienen que estar contemporaneos durante cien años o más. Y no se puede lograr ese objetivo si no estás abierto a lo que está pasando en el mundo. Estar abierto a nuevos universos, a nuevas creaciones. Si Cartier es hoy la referencia del mundo del lujo es porque estamos conectados con los universos creativos que hay por todo el globo.



Leandro Ferreyra