Secciones Especiales

El ayudante robótico de Francis Mallmann

Compartimos una linda experiencia con el reconocido chef, actualmente dueño de tres restaurantes, en Buenos Aires, Mendoza y Uruguay. Al igual que sus colegas Donato de Santis, Dolli Irigoyen y Fernando Trocca, tiene un ayudante de cocina robótico desde 1999.

El chef Francis Mallmann es reconocido mundialmente por su cocina, y su figura creció en los noventa de la mano de diversos emprendimientos gastronómicos. En los últimos años su fama también trepó de la mano de diversos programas televisivos y apariciones en TV, y se transformó así en uno de los cocineros mejor cotizados en ágapes privados. Tiene en la actualidad tres restaurantes: en Buenos Aires, Mendoza y Uruguay.

De su intensa carrera, perfil histriónico y reconocimiento mundial, tal vez hay un dato que no sea tan conocido: tiene un ayudante de cocina robótico desde 1999. Tan necesario es para él ese ayudante que lo tiene en cada uno de sus restoranes y en su casa. No es el único chef que lo aprovecha, otros como Donato de Santis, Dolli Irigoyen y Fernando Trocca también lo hacen. El nombre del ayudante se llama Thermomix y es manufacturado por la empresa alemana de electrodomésticos Vorwerk.

Mallmann 02.jpg
Francis Mallmann admira su primer libro publicado.
Francis Mallmann admira su primer libro publicado.

La mecánica y las recetas

La Thermomix nace en 1970 en Alemania, cuando su función original de procesadora suma la posibilidad de calentar y cocinar. Casi 50 años después, el modelo más nuevo, el TM5, procesa, pesa, cocina al vapor, licúa y mucho más, de forma precisa y estandarizada. La clave es que las recetas se pueden repetir milimétricamente cada vez, lo que lo convierte en un ayudante inestimable en las cocinas y restaurantes.

El sistema del aparato puede incorporar miles de recetas a las que accede a través de Wi-Fi y el usuario sólo debe agregar los ingredientes que le son solicitados. Luego la magia tiene lugar. En simultáneo se puede preparar una salsa, cocinar unos ravioles y unos vegetales, por ejemplo. Prepara budines, licuados, pan, yogur, cremas, carnes, pastas, guisos, helados, y un larguísimo etcétera. La posibilidad está en preparar recetas sanas, baratas y de excelencia con un mínimo de trabajo. La máquina se ocupa de todo.

Video Mallmann.mp4

Mallmann en su salsa

“Lo rico es romper las recetas”, afirmó Mallmann con un guiño cómplice en una clase de cocina frente a usuarios de la Thermomix. Ejemplificó un caso de su experiencia y dijo que a él le gusta cocinar la cebolla unos minutos más que las recetas de la máquina, pero que era su opinión personal. Todos tomaron nota.

El chef habló de su relación con el ayudante robótico y sostuvo: “Si bien es bueno para restoranes, es ideal para las casas”. Resaltó especialmente la posibilidad que permite de “producir algo rico en media hora”. Y de qué nivel. Preparó unas pieles de limón para acompañar carnes rojas, cocinó al vapor arvejas y corazones de alcaucil, y dio a probar una humita de nivel de exportación que cualquiera puede imitar con sólo programar la receta y añadir los ingredientes.

Mallman 01.jpg
Mallmann posa con su primera Thermomix, de 1999.
Mallmann posa con su primera Thermomix, de 1999.

Emprendedora: visión y ventas

“Arrancamos en mayo de 2017. Llevamos vendidas casi 3.000 máquinas. Tenemos tres locales: Palermo, Retiro y Norcenter. Ahora estamos empezando en Uruguay también”, contó a Ámbito Beatriz Macaya, quien trajo la marca al país con una inversión inicial de u$s350.000. La emprendedora fue elegida por la casa matriz alemana entre decenas de postulantes para comercializar la marca en Argentina.

El modelo de negocios es exclusivamente de venta directa ya que el producto no se publicita en internet ni se vende en comercios. Además, por las características especiales del “robot”, previamente se hace una demostración a los potenciales compradores. Es difícil de entender a priori la versatilidad del ayudante de cocina electrónico que cuesta nada menos que u$s1.880.

Macaya comentó sobre el impacto de las últimas devaluaciones: “Siempre hay un cimbronazo cuando sube el dólar, pero después nos acomodamos. Vendemos cada vez más, el récord lo tuvimos en julio de este año”. Explicó que la Thermomix, al tener un precio fijo en dólares y al generar un gran ahorro en comidas, equilibra el costo de entrada. Con verdadero entusiasmo, contó cómo cambió forma de alimentarse de ella y su familia hacia una alternativa más sana, barata y práctica.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario