Economía

El Banco Central descartó una corrida bancaria o fuga masiva de depósitos

El presidente de la entidad monetaria, Guido Sandleris, aseguró que el sistema financiero argentino es "sólido" y alejó los fantasmas de una intensa salida de dólares.

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, aseguró que el sistema financiero argentino es “sólido”, a pesar de las fluctuaciones cambiarias.

Las reservas acumularon la semana pasada una caída de u$s3.904 millones. Así lo indicaron datos de la entidad, luego de que el viernes pasado, las arcas de la autoridad monetaria anotaran una merma de u$s1.281 millones, cerrando en u$s62.406 millones. En lo que va del mes, registraron una baja de u$s5.485 millones.

De todas formas, por el momento esta caída no es preocupante, considerando que la baja del viernes respondió en gran parte al pago de Letras del Tesoro en dólares que no fueron renovadas en la licitación del martes pasado, por unos u$s550 millones, aproximadamente, debido a la preocupación con respecto al eventual pago de la deuda, a pesar de que los principales referentes económicos de la oposición ya se han mostrado a favor de cumplir con los compromisos.

En este marco, Sandleris trasmitió tranquilidad a los ahorristas. “Más de la mitad de los depósitos en dólares están reasegurados en el Banco Central, disponibles para las entidades, y el resto está al portador, sin riesgo”, afirmó.

“El nivel de depósitos es relativamente bajo, en comparación a niveles históricos. El desempeño de los plazo fijo en pesos se renovaron normalmente durante la semana pasada”, insistió Sandleris.

En otro tramo de la exposición, Sandleris anticipó una escalada de la inflación en los próximos meses. “Tenemos que ser realistas. El salto del tipo de cambio tendrá y ya está teniendo un impacto negativo en los precios. Se va a resentir el proceso de desinflación de los últimos cuatro meses. La inflación subir en agosto y septiembre”, anunció el jefe de la entidad monetaria.

“El agregado monetario demostrará que puede aplacar expectativas en momentos de turbulencias. El cambio por delante será desafiante, por el proceso electoral. Las medidas de la semana pasada apuntaron a frenar el impacto en la economía real. Seguiremos introduciendo los ajustes necesarios para retomar este sendero y cumplir los objetivos de inflación. Haremos todo lo que esté a nuestro alcance”, remarcó.

“Hubo un debate sobre el uso de las reservas internacionales del Banco Central. Son esencialmente para moderar la volatilidad del tipo de cambio y garantizar la sustentabilidad del sistema financiero. No se usarán las reservas para sostener activos financieros alejados de sus sustentos. Hay amplio consenso que el tipo de cambio actual es competitivo. El Banco Central aplicará políticas restrictivas” (para sostenerlo), agregó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario