Deportes

El básquet masculino hizo delirar al Parque Urbano y ya está en semifinales

Ante más de 2000 personas, derrotaron con autoridad a Georgia por 21-12 y este miércoles, desde las 12, jugarán ante Ucrania por un lugar en la final. Antes, las chicas perdieron en tiempo suplementario ante China. Por su parte, el Beach Voley no pudo con Holanda y jugará por el Bronce ante Hungría.

El seleccionado masculino de básquet 3x3 sigue avanzando sin tropiezos hacia su gran objetivo dorado y en el camino se le cruzó Georgia, a quien venció por 21-12 para meterse en la semifinal, donde se las verá con Ucrania.

En otra agobiante tarde de calor, el estadio del Parque Urbano de Puerto Madero volvió a quedar chico para tanto público que se acercó para ver el nuevo triunfo del básquet masculino.

Con un trabajo superlativo de Juan De La Fuente en ofensiva, anotó 14 de los 21 puntos, al conjunto local le sobraron unos segundos para lograr la victoria antes que suene la chicharra.

Argentina salió decidida al duelo cuerpo a cuerpo de Juan Hierriezuelo y Fausto Ruesga en el poste bajo y la presión del alero de Quilmes de Mar del Plata y Marco Giordano a los tiradores georgianos para evitar que los europeos anotaran. Y la táctica le salió a la perfección porque los de camiseta roja estuvieron casi cinco minutos sin marcar puntos.

Tras esa ventaja inicial, Argentina jugó con calma pero intensidad y se apoyó en un De La Fuente que tuvo un 53% de efectividad en el tiro de campo y hasta se animó a tirar un caño, que terminó en punto para su equipo. Por eso, el partido nunca peligró y el dueño de casa ya tiene la mente puesta en lo que será la semifinal ante Ucrania, que venció 14-11 a Italia.

Al respecto de la jugada que levantó al público y lo hizo reventar sus palmas de las manos en aplausos, el Nº 3 aclaró que "no fue una sobrada sino un recurso y así lo entendió el rival" y luego contó que se anima arriesgar más porque "ya no sufre" en la cancha. "Hace poco empecé a disfrutar del básquet. Antes vivía ofuscado cuando las cosas no salían, pero aprendí a soltar un poco esa presión de tener que ganar siempre y a disfrutar del juego. Los resultados vienen solos si hay buen trabajo y dedicación", afirmó.

Sobre lo que viene en estos Juegos, De La Fuente fue explícito: "Estamos con la confianza muy alta porque estamos preparados muy bien. Si bien no sabemos mucho del rival, ahora cuando lleguemos a la Villa vamos a ver los partidos que jugaron y poner la cabeza en Ucrania".

Luego, se refirió al público que viene acompañándolos masivamente en cada partido. "La gente está muy loca la verdad. Vienen muchísimos, nos llegan muchísimos mensajes, el apoyo que estamos recibiendo en este torneo es inmenso", agradeció.

Finalmente, la figura del triunfo argentino ante Georgia dejó un mensaje claro: "Nosotros tenemos muy en claro que queremos medalla y no me aprece mal estar con ese ego para competir con los mejores. Estamos entre los cuatro mejores del mundo y no es poca cosa, pero nosotros no nos vamos a conformar".

Antes del gran triunfo del equipo masculino, las chicas se midieron contra un gran rival como China y estuvieron cerca de lograr la hazaña, pero el conjunto asiático las superó por 19-17 en tiempo suplementario.

En un duelo donde la altura de las chinas tuvo un papel preponderante, Florencia Chagas, con 8 puntos, comandó a la selección argentina que tuvo como gran mérito no rendirse nunca y quedar siempre cerca del marcador. Fue así como en la última jugada del partido, con el resultado 17-15 a favor de las visitantes, la Nº3 local se hizo cargo del tiro y convirtió detrás de la línea de tres (vale dos) para que explote el público y se tenga que jugar un tiempo extra.

Allí, quien convertía los dos primeros puntos se llevaba el duelo. Luego de un intento fallido de las chinas, la recuperó Argentina pero no pudo convertir y en la segunda oportunidad las asiáticas no fallaron y festejaron por un tiro de larga distancia.

Las chicas cerraron un gran torneo que las tuvo como protagonistas hasta el final, lo que se refleja en el aplauso y la ovación con la que se retiraron tras la dolorosa derrota.

Fin del sueño para el Beach Voley.

La dupla argentina de Beach Voley, Bautista Amieva y Mauro Zelayeta, perdió en cuartos de final con Holanda por 2 sets a 1 y no podrá ir en busca del Oro, pero intentará subirse al podio cuando enfrente a Hungría, que perdió ante Suecia, el gran candidato.

El mendocino y el marplatense comenzaron de muy buena forma el partido, donde no se dieron tregua con los europeos hasta el final del set, cuando lograron sumar con su saque y llevarse el primer parcial por 22-20.

A partir de ahí, siempre dentro de una paridad total, Holanda aprovechó las pequeñas distracciones o yerros del local y, primero se llevó el segundo set por 21-17 y luego se quedó con el tiebreak por 15-12.

De esta manera, Argentina no podrá jugar por el Oro pero sí lo hará por subirse al podio y colgarse el Bronce. La cita será este miércoles desde las 14 en el Parque Verde.

Esta vez no pudo ser para Valentín Rossi.

Valentín Rossi no pudos avanzar más de los cuartos de final en la prueba de Kayak con obstáculos tras ser vencido por el esloveno, finalmente ganador del Oro, Lan Tominic.

El europeo registró un tiempo de 1:10.960 contra los 1:14.700 del sampedrino, que había logrado la medalla de bronce en la prueba de velocidad.

En la tanda clasificatoria, Rossi finalizó quinto con un tiempo de 1:15.74, que le valió la chance de competir en un repechaje en el que salió segundo y se ganó el pasaje a los cuartos de final.

Allí, donde comenzaban las disputas entre dos, no pudo con quien horas más tarde se subiría a lo más alto del podio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario