Edición Impresa

"El canto del lobo", la guerra bajo el nivel del mar

Hubo un tiempo en que las películas de submarinos coparon la pantalla grande. ¿El disparador? “Das boot”, uno de las mejores filmes de todos los tiempos. Estrenada en 1981, y con dirección del austríaco Wolfang Petersen, la producción nominada a seis premios Oscar marcó un quiebre en el cine. Sin embargo, desde entonces no se dieron grandes producciones más allá de “La caza al octubre rojo” (1990) y “Marea Roja” (1995).

“El canto del lobo”, recientemente estrenada en Netflix, logra su cometido posicionando un submarino en la trama bélica actual. Un relato que permite ver, desde adentro, una realidad que, por momentos, parece demodé.

El director francés Abel Lanzac posa su lente en la vida de un analista de sonar con grandes capacidades auditivas y en su cotidianidad. Un relato que permite subir, en este caso, a tierra.

Con actuaciones acordes y bajo presupuesto en la filmación de interiores, la película tiene un verdadero protagonista: el sonido. Y es que en los silencios, y sus alteraciones, se descubre gran parte de la calidad técnica que hacen de “El canto del lobo” una película para emerger.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario