Negocios

El director legal de Tesla renunció apenas dos meses después de asumir

Dane Butswinkas volverá a su bufete de abogados Williams & Connolly. Había sido designado para afrontar los desafíos legales que enfrenta la compañía. Será reemplazado por Jonathan Chang.

El director legal de Tesla dejará el cargo solo dos meses después de su llegada, anunció el martes el fabricante de vehículos eléctricos, que sigue sufriendo así el éxodo de sus ejecutivos.

Dane Butswinkas, que había sido designado en diciembre para ayudar a la automotriz a enfrentar los diversos desafíos legales que enfrenta desde el verano pasado, regresa a su prestigioso bufete de abogados Williams & Connolly, según una declaración de Tesla enviada a AFP por correo electrónico.

La salida del experimentado abogado será inmediata, dijo a AFP una fuente cercana al caso. Será reemplazado por Jonathan Chang, de 40 años, uno de sus adjuntos.

Según la fuente, Butswinkas, quien asumió el cargo el 17 de diciembre, nunca se integró a la cultura corporativa de Tesla, cofundada por el multimillonario empresario de origen sudafricano Elon Musk.

Considerado por muchos como un visionario, Musk es la cara de Tesla a la que prometió convertir en fabricante de vehículos eléctricos de consumo masivo con el Modelo 3, un automóvil que se vende actualmente al menos a 42.900 dólares en Estados Unidos y que está bajando el precio ante la reducción gradual de un crédito fiscal federal.

La sorpresiva salida de Butswinkas ocurre menos de un mes después de la de Deepak Ahuja, el director financiero, y recuerda la de Dave Morton, que se fue pocas semanas después de su llegada. Morton, contratado en septiembre como jefe de contabilidad, dijo que no podía soportar la presión y la exposición de los medios que rodeaba al grupo.

En dos años, Tesla ha perdido unos 50 ejecutivos, entre ellos varios responsables de recursos humanos.

Los analistas atribuyen estas salidas a la personalidad del CEO Musk, quien, por ejemplo, sorprendió a los mercados en agosto pasado al indicar en su cuenta de Twitter que había conseguido la financiación para sacar a Tesla de la Bolsa de Nueva York, una afirmación que nunca probó.

El ejecutivo fue duramente sancionado luego por la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC), igual que la empresa.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario