Economía

El dólar inició agosto con un salto del 1,1% ($45,55) por mal clima internacional

Fue luego de que la Fed decidiera declinar las tasas de interés en un cuarto de punto (a 2%-2,25%), provocando el enojo de Donald Trump.

Después de que la Reserva Federal de Estados Unidos bajara en 25 puntos básicos las tasas y fuera cautelosa con respecto a más recortes en el futuro, el dólar saltó ayer un 1,1% o 52 centavos a $45,55, según el promedio de Ámbito en bancos y agencias de la city porteña. Sucedió en una rueda que contó con la aparición habitual del Banco Central en los mercados de futuros y a pesar de cierto flujo de ingresos de los exportadores que diluyeron temporalmente la firmeza del tipo de cambio. La moneda estadounidense fue impulsada por órdenes de compra destinadas a cubrir posiciones y a atender obligaciones con el exterior. En el Banco Nación, el billete saltó 50 centavos a $45,40 (en el canal electrónico se consiguió a $45,35).

Se dio en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa avanzó un 1,3%, a $44,36, en línea con los mercados globales. “El dólar mayorista subió 48 centavos en el mercado mayorista debido a que la baja de la tasa de interés del 0,25% de la Fed conocida el miércoles, hizo que la divisa se revaluara ante las demás monedas extranjeras, incluidas las emergentes”, destacó Fernando Izzo, operador de ABC Mercado de Cambios.

Los precios mínimos se anotaron en los $44,02, catorce centavos arriba del cierre previo, un valor que anticipó desde el inicio el recorrido posterior de los precios del dólar. En ese sentido, las órdenes de compra destinadas a cubrir posiciones y a atender obligaciones con el exterior impulsaron una fuerte suba que llevó los valores a tocar máximos en los $44,43 en el primer tramo de la rueda.

En tanto, el mercado de cambios operó un total de u$s967 millones, un 21% menos que el miércoles.

“La firmeza del dólar en el resto del mundo contagió el desarrollo de las operaciones en el mercado doméstico, un elemento que se alineó con factores locales para configurar un escenario de importante demanda de divisas, traducido en un ajuste no esperado por su magnitud para el primer día del mes”, analizó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

La tasa promedio total del día de la fecha, equivalente a la tasa de política monetaria fue 60,648% y el monto total adjudicado fue de $244.296 millones. De esta manera el Banco Central absorbió $26.597 millones.

La autoridad monetaria efectuó la primera subasta Letras de Liquidez (Leliq) a 7 días de plazo por un monto adjudicado fue de $151.747 millones a una tasa promedio de corte que se ubicó en 60,573%, siendo la tasa mínima de 60,200% y la máxima de 60,7953%.

En la segunda subasta, el monto adjudicado fue de $92.549 millones, a una tasa promedio de corte que se ubicó en 60,769%, siendo la tasa mínima de 60,496% y la máxima de 60,8487%.

Asimismo y como es habitual, el BCRA llevó a cabo, por cuenta del Ministerio de Hacienda, dos subastas de venta en contado de 30 millones de dólares estadounidenses cada una.

En la primera, el precio promedio adjudicado se ubicó en $44,2913, siendo el mínimo de $44,291. Mientras que en la segunda, el precio promedio se ubicó en $44,3423, siendo el mínimo de $44,3350.

En el mercado informal el dólar “blue” ascendió 23 centavos, a $45,43, de acuerdo al relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. En tanto, el contado con liquidación cerró a $44,78.

En el mercado de dinero entre bancos, el call money continúa operándose en el entorno del 59%.

En el Rofex se operaron u$s811 millones, el 50% menos que el miércoles. Los plazos más cortos concentraron más del 50% del total operado. Los precios finales para los meses de agosto y septiembre terminaron operándose a $46,26 y $48,33; con tasas del 52,11% y 54,4%. Los plazos mostraron subas de más de cuarenta centavos hasta fin de año.

Las reservas del Banco Central cayeron ayer u$s136 millones hasta los u$s67.755 millones.

Por su parte, la Bolsa porteña revirtió la suba con la que inició la rueda y cayó ayer acompañando la tendencia del escenario externo. El índice accionario S&P Merval perdió un 1,6%, a 41.369,78, luego de acumular en julio una leve mejora del 0,5%. Entre las acciones que más cayeron figuran las de Grupo Supervielle, con un descenso del 4%, junto con las del Banco Macro que cedieron un 4% y las del Grupo Financiero Valores, con un retroceso del 2,6%.

Los papeles que se destacaron durante la primera rueda de agosto fueron los de Cablevisión Holding (+2,2%), seguidos por los de Sociedad Comercial del Plata (+1%) y los de Cresud (+0,7%).

“Así es que el S&P Merval cayó presionado por los ADR de los bancos y las energéticas que experimentan una corrección, aunque bajo un volumen más limitado dado que va prevaleciendo un creciente ¨wait and see¨ entre los operadores a pocas ruedas ya de las PASO”, remarcó el economista Gustavo Ber.

Wall Street cayó nuevamente ayer, revirtiendo abruptamente sus ganancias previas después de que el presidente Donald Trump volviera a poner de relieve las preocupaciones sobre la guerra comercial entre Washington y Pekín al tuitear que impondrá un arancel adicional del 10% sobre u$s300.000 millones en importaciones chinas.

Tras pasar la mayor parte de la sesión en camino a registrar su mejor día desde junio, los tres principales índices del mercado giraron violentamente ya que los inversores comenzaron a vender acciones tras los comentarios de Trump.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó 280,85 puntos, o un 1,05%, mientras que el S&P 500 perdió 26,82 puntos, o un 0,90%. El Nasdaq, en tanto, descendió 64,30 puntos, o un 0,79%.

En el segmento de la renta fija los bonos nominados en dólares operaron en alza. El Bonar 2020 saltó un 1,5%; el Bonar 2024 avanzó un 0,9%; el Discount trepó un 1,3%; el Par ascendió un 2,7% y el bono centenario subió un 0,4%.

En un mercado que en los últimos días, y en especial en la recta final hacia las elecciones del próximo 11 de este mes, el riesgo-país pegó un salto ayer que quebró nuevamente la línea de los 800 puntos.

El riesgo-país que mide el banco JP Morgan se posicionó en 815 puntos para la Argentina, un 4,35% por encima de los 787 que marcó en el cierre del miércoles.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario