Economía

El dólar subió a $58,78, pero cayó el CCL y la brecha se acercó al 20%

El contado con liqui dio un giro y cerró a $69,03. El Central convalidó tasa de Leliq a 84,011%. El Merval avanzó un 1,4% y el riesgo-país se elevó 3%.

El Banco Central salió ayer a marcar la cancha con ventas de reservas -operadores estimaban unos u$s30 millones- para contener al dólar, que cerró con un avance de 34 centavos, a $58,78. En el Banco Nación la divisa saltó 75 centavos, a $58, mientras que en el canal electrónico se consiguió a $57,95. La suba en el segmento minorista se dio en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la moneda estadounidense avanzó 17 centavos, a $56,28, en una rueda que mantuvo el mismo panorama observado en el final de la semana pasada, con una demanda por cobertura que no consigue tener una respuesta del mismo nivel del lado de la oferta genuina.

“Ya en el comienzo de la segunda quincena de septiembre, el tipo de cambio mayorista persiste con un piso muy definido por encima de los $56, un nivel que no parece incomodar a la estrategia de regulación oficial, que hasta ahora sólo utiliza reservas líquidas cuando el proceso de ajuste supera los márgenes tolerados para la evolución del tipo de cambio en este momento del año”, señaló Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

La divisa norteamericana operó nuevamente con tono demandado y con un desbalance entre la oferta y la demanda genuinas que otra vez fue corregido por la presencia oficial en el desarrollo de las operaciones.

Los precios mínimos se anotaron en los $56,20 con la primera operación pactada, nueve centavos arriba de los registros del final previo. No obstante, la demanda por cobertura estuvo instalada desde temprano en la rueda mayorista, impulsando subas de los precios que tocaron a media mañana máximos en los $56,31.

El volumen negociado en el segmento de contado fue de u$s359,9 millones, lo que representa una caída de 9,3% respecto del viernes.

En el mercado financiero, el dólar “contado con liqui” dio un giro repentino en la última parte de la jornada y cerró con una caída de $2,20 (-3,1%) a $69,03, por lo que la brecha con la divisa mayorista se redujo al 22,6%. Este tipo de cambio implícito había marcado en el inicio de la jornada un máximo intradiario de $74,06.

Asimismo, el dólar MEP retrocedió 2,8%, a $64,97, lo que implicó una brecha del 15,4% frente a la cotización en el MULC. Durante la jornada, el también denominado dólar Bolsa llegó a superar los $67,35.

Los operadores se sorprendieron por el cambio abrupto de tendencia de ambos tipos de cambio implícitos. En la plaza, algunos agentes vincularon la baja del CCL y del MEP a “posibles intervenciones de la ANSES para achicar las brechas”.

Sin tener demasiadas certezas, otros operadores dijeron que algunos inversores podrían haberse anticipado a “alguna eventual flexibilización de las recientes restricciones cambiarias, lo que implicaría, a menor control, menor costo”. Fuentes del mercado estimaban que el BCRA y la CNV estarían evaluando “una alternativa para que las empresas no tengan que girar divisas al exterior vía CCL”, algo que se confirmó tras el cierre del mercado (ver aparte).

Lo cierto es que tras el cierre de la jornada había mucha especulación entre los agentes, dada la máxima volatilidad en el mercado producto del control de cambios.

En el mercado negro, en tanto, el dólar blue cerró sin cambios a $61,50.

Por otro lado, la tasa promedio total de ayer, equivalente a la tasa de política monetaria, fue 84,011% y el monto total adjudicado fue de $245.918 millones.

El Banco Central efectuó la primera subasta Letras de Liquidez (Leliq) a 7 días de plazo por un monto adjudicado de $75.589 millones a una tasa promedio de corte que se ubicó en 83,823%, siendo la máxima de 84,3490% y la mínima de 82,982%.

La segunda subasta fue por un monto de $170.329 millones, a una tasa promedio de corte de 84,094%. La tasa mínima adjudicada fue de 82,970% y la máxima de 84,3490%. En el mercado de dinero entre bancos el call money operó al 72%.

Mientras que en el Rofex se operaron u$s297 millones, una suba de casi el 9%. Los plazos más cortos concentraron casi el 80% de los negocios, señalaron desde ABC Mercado de Cambios. E indicaron que los meses de septiembre y octubre, terminaron operándose a $58,17 y $63,70; con una tasa del 87,55% y 106,94%. “Todos los plazos subieron, apenas un 0,15 % el fin de mes y más del 1% a partir de octubre”, agregaron.

Quinto avance

De mayor a menor, la Bolsa porteña anotó ayer su quinto avance en forma consecutiva por recompras selectivas, principalmente de acciones energéticas, aunque el volumen era escueto, lo que evidenció la prudencia de los inversores frente a la crisis financiera y tensión política. A contramano de otras Bolsas regionales, afectadas por la fuerte alza del petróleo a nivel global por un ataque a refinerías en Arabia Saudita, el índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos trepó un 1,4%, a 30.561,27 unidades, moderando la suba (llegó a avanzar hasta 4,6%) hacia el final de la jornada, producto de una baja repentina en el dólar “contado con liqui”.

Las principales subas del día fueron registradas por las acciones de Pampa Energía (+5,7%); Transportadora de Gas del Sur (+4,7%); y Grupo Financiero Valores (+4,6%).

Lo preocupante de la jornada, más allá del recorte de la suba, fue la baja en el volumen negociado, que se ubicó por debajo de los $700 millones.

En el segmento de la renta fija, los principales bonos en dólares (cotizantes en pesos) siguieron sin mostrar signos de reacción y se hundieron hasta más de 7%. Entre los títulos más operados, el Bonar 2024 cedió un 7,6%; el Bonar 2020, un 6,9%; y el Discount bajo ley argentina descendió un 4,9%. A la par, los bonos nominados en moneda dura anotaron caídas de hasta casi 4%. Por ende, el riesgo-país subió un 3%, hasta los 2.232 puntos básicos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario