Edición Impresa

El dólar volvió a subir, a $38,74, pese que el Central vendió u$s55 M

A los factores propios de la economía doméstica se sumó el efecto de la devaluación del real. El Merval sumó su tercera caída consecutiva, aunque la moderó sobre el cierre, con un descenso del 1%.

Presionado por la devaluación del real en Brasil, el dólar se disparó ayer 54 centavos a $38,74 en bancos y casas de cambio, lo que obligó a intervenir nuevamente al Banco Central para contener su avance.

En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa saltó 56 centavos a $37,94 con ventas por u$s55 millones por parte del BCRA con el objetivo de frenar la disparada. Fue en sintonía con el mercado brasileño, donde la moneda norteamericana trepaba un 1,7% a 4,16 reales por dólar (ver aparte).

El mercado argentino, además, operó bajo la mirada atenta del Banco Central que salió a vender cuando el mayorista tocó los $38. Hubo menor liquidez por la celebración del año nuevo judío, que suele reducir el número de inversores. El volumen operado ascendió un 21% a u$s460 millones.

Además, los negocios estaban impregnados por las dudas que arrastra la economía doméstica mientras se aguardan avances en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para cerrar un nuevo acuerdo, el potencial aval político al presupuesto 2019 y otra licitación de letras del Tesoro (Letes), que cierra mañana.

La divisa operó en alza durante todo el desarrollo de la rueda exhibiendo un salto en su cotización que otra vez tuvo un límite por la intervención oficial.

El analista Gustavo Quintana consideró que "está claro que a los factores de perturbación locales que generan inestabilidad cambiara deben agregarse los coletazos provenientes del resto de los mercados regionales e internacionales, obligando a la autoridad monetaria a un monitoreo constante para, intervenciones directas mediante, moderar la evolución de los precios tratando de encauzarla en un sendero algo más previsible en un contexto de suma complejidad".

En el mercado de dinero entre bancos, el "call money" continuó operando a un promedio del 60 %. Las Lebac en el mercado operaron estables en sus rendimientos, operándose la de 8 días al 61 % y la de 36 días al 60%.

En el Rofex, donde se operaron u$s774 millones, más del 50 % se pactó para septiembre y octubre con precios finales a $38,80 y $40,45 a una tasa del 43,49% y 48,27% TNA, respectivamente.

En el mercado informal, el "blue" subió 55 centavos a $ 38,25. El "contado con liqui" escaló 59 centavos a $38,19. Y las reservas del Banco Central cayeron u$s96 millones hasta los u$s 50.993 millones.

Merval

La importante caída de los mercados en Brasil también condicionó a la Bolsa porteña ayer, que anotó su tercera caída consecutiva, aunque, al menos, logró moderar hacia el cierre la amplitud de su retroceso. El índice Merval descendió un 1%, después de iniciar la jornada con un derrape mayor al 3%, ante debilidad de los mercados emergentes por un nuevo aumento en la aversión al riesgo (salida de capitales) por los conflictos comerciales entre EE.UU. y China, y apreciación del dólar en el mundo.

En ese contexto, el panel líder bajó a 29.163,63 unidades, después de tocar un mínimo de 28.525,28 puntos en el inicio de la jornada. Entre las acciones que aparecieron al tope de ventas, sobresalieron las de Petrobras Brasil (-3,3%); Transportadora de gas del Sur (-3,1%); y Banco Macro (-2,5%). El volumen operado ascendió $950,2 millones.

En Wall Street, por su parte, los ADR argentinos perdieron hasta 4%, destacándose las caídas del segmento energético y financiero. TGS (-4,6%); Macro (-4,1%); y Pampa Energía (-3,8%).

"El mercado estuvo bajo presión, básicamente por el mal día de Brasil, aunque los ADR y las acciones locales finalizaron lejos del mínimo que marcaron en la apertura. Por el momento los inversores se mantienen expectantes dirían, esperando alguna noticia política y detalles adicionales de la negociación con el FMI", analizó Diego Martínez Burzaco, director de MB Inversiones.

En el segmento de la renta fija, los principales bonos en dólares (que cotizan en pesos) cerraron con alzas de hasta 2% por la suba de la divisa estadounidense en el mercado mayorista, mientras que los títulos nominados en moneda dura bajaron hasta el 1,9%. El riesgo país cedió un 0,54% a 741 puntos básicos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario