Mundo

El exasesor Bolton desafía a Trump y analiza testificar en el proceso de impeachment

El exfuncionario de Seguridad Nacional ratificaría la versión de que el presidente estadounidense presionó a Ucrania por Joe Biden. De hacerlo, se convertiría en un testimonio clave para la oposición.

Washington - La confianza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en superar sin problemas un eventual juicio político podría ponerse en duda si el exasesor de Seguridad Nacional John Bolton consigue la autorización para testificar ante los legisladores demócratas.

De acuerdo con el diario The Washington Post, personas familiarizadas con Bolton informaron que el exasesor está dispuesto a contar las preocupaciones que enfrentó como parte de la actual administración por las presiones de Trump al Gobierno ucraniano

De hacerlo, podría ser un testigo poderoso para los demócratas porque se trataría de un exalto funcionario confirmando lo que ya contaron testigos del Departamento de Estado y de Seguridad Nacional, que reiteradamente se dijeron preocupados por el accionar del presidente y de su abogado personal, Rudolph Giuliani.

Según el diario, se espera que el exasesor de Seguridad Nacional, que dejó su cargo abruptamente en septiembre por fuertes desacuerdos con Trump en su política exterior, confirme esas declaraciones y describa sus conversaciones con el republicano.

Pero para mantener la fidelidad a su partido y no convertirse en una punta de lanza para los demócratas, Bolton sólo contaría esos detalles si existiera un fallo judicial que clarifique la disputa entre la Cámara de Representantes y la Casa Blanca por la constitucionalidad del proceso, señalaron diversas fuentes.

No está claro qué tan rápido podría suceder eso y si sería a tiempo para que Bolton sea llamado como testigo en las audiencias de juicio político de la Cámara de Representantes, que están programadas para comenzar la próxima semana, informó The Washington Post.

Bolton es considerado un testigo de alto valor en parte porque, como asesor de seguridad nacional, habría hablado directamente con el presidente sobre los objetivos de política exterior de Estados Unidos en Ucrania.

En julio, Trump habría demandado telefónicamente a su par ucraniano, Volodimir Zelenski, que investigara a su principal rival de cara a las elecciones de 2020, el demócrata Joe Biden y su hijo Hunter por negocios de éste último en una empresa de gas de Ucrania, aparentemente para dañar la imagen del exvicepresidente de Barack Obama. Y para ello condicionó la ayuda militar de Washington aprobada para Kiev.

Los demócratas iniciaron la investigación en la Cámara -donde tienen mayoría frente a la supremacía republicana en el Senado- convencidos de que todo lo planteado demuestra un “abuso de poder”.

El procedimiento adquirió una nueva dimensión con la aprobación, el 31 de octubre, de una resolución que autoriza las audiencias públicas de funcionarios.

Si la Cámara baja votara a favor de su destitución, Trump estaría sujeto a un juicio en el Senado, donde la mayoría republicana hace poco probable que esta se materialice.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario