Información General

El femicida Farré delató en la cárcel un plan para matar a un fiscal

El condenado por matar a su esposa Claudia Schaefer delató a Ignacio Pardo ante la Justicia. Al sentirse amenazado, solicitó que lo envíen a otra cárcel.

Fernando Farré, el hombre condenado por el femicidio de su esposa Claudia Schaefer en 2015 en un country de Pilar y quien reveló el plan que tenía el detenido exsaxofonista de Los Fabulosos Cadillacs Ignacio Pardo para asesinar a un fiscal de San Isidro, será trasladado por seguridad desde el penal de Florencio Varela al de Dolores, informaron fuentes judiciales y del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Farré fue trasladado al despacho del fiscal Marcelo Selier, titular de la Unidad Funcional de Instrucción de Florencio Varela, para ampliar sus denuncias sobre ataques y amenazas que sufrió dentro de la Unidad Penitenciaria 24, donde se hallaba alojado hasta hoy y que involucraba a "Naco Goldfinger" Pardo.

Según las fuentes consultadas, tras declarar ante el fiscal, está previsto que Farré sea trasladado "en tránsito" hasta la Alcaidía 3 de La Plata y, luego, será llevado a la Unidad Penitenciaria 6 de Dolores.

El abogado Jorge Césaro había asegurado que "Fernando teme por su vida" y que había "secuaces de la banda de Pardo en el penal de Florencio Varela" que lo podían matar "en cualquier momento", por lo que había solicitado "medidas de resguardo", por razones de seguridad.

Césaro contó que Farré compartió celda con Pardo durante varios meses en la Unidad 48 de San Martín y que allí la relación era buena hasta que "Naco Goldfinger" comenzó a extorsionarlo a él y a su familia para que le dieran dinero a cambio de no sufrir represalias dentro del penal o para que le reduzcan los botines de una serie de robos que algunos miembros de su banda seguían cometiendo fuera del penal.

Según el abogado, el 24 de junio Pardo y otros presos le tiraron agua hirviendo y allí logró que lo cambiara de pabellón, donde conoció a Carlos Colosimo, el tío de Wanda Nara condenado por abuso y corrupción de menores, quien fue la persona que lo salvó al advertirle que un sicario de Pardo iba a asesinarlo.

Farré logró denunciar todos estos episodios y por su rivalidad con Pardo fue trasladado de la Unidad 48 a otros penales bonaerenses hasta que hace unos meses quedó alojado en la Unidad 29 de Florencio Varela.

En los meses que compartió celda fue cuando Farré escuchó que Pardo "tenía una obsesión" con el fiscal Patricio Ferrari de San Isidro porque lo había encarcelado, y que tenía planeado contratar sicarios para asesinarlo en San Fernando, donde podrían hacer desaparecer su cadáver "en el fondo del río" o mientras veraneaba en Cariló.

Farré denunció este plan primero en una fiscalía de Florencio Varela y luego ante la fiscal correccional de San Isidro Carolina Asprella, quien inició una investigación que culminó el miércoles con cinco allanamientos donde se requisó la celda del propio Pardo en la Unidad 48 de San Martín y se detuvo en Villa Martelli a un ex preso del mismo penal que, según la acusación, ya estaba haciendo tareas de inteligencia y organizando el crimen de Ferrari desde el exterior.

Farré, un exejecutivo de una empresa de cosméticos, fue condenado el año pasado a prisión perpetua en un juicio por jurados que lo declaró culpable del femicidio de su esposa Schaefer, condena ya confirmada por el Tribunal de Casación. El crimen ocurrió el 21 de agosto de 2015, cuando en pleno proceso de separación, Schaefer fue a la casa que el matrimonio alquilaba en el country Martindale de Pilar para retirar sus pertenencias y, al ingresar al vestidor, Farré la degolló y le provocó 74 lesiones con dos cuchillos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario