Edición Impresa

El fiscal del Rusia-gate dejó a Trump a tiro de "impeachment"

Robert Mueller explicó que no elevó cargos porque eso le correspondería al Congreso de los Estados Unidos. Los demócratas se juramentan para avanzar en un juicio político.

Washington - El fiscal especial Robert Mueller negó ayer que su informe sobre la injerencia de Rusia en la campaña electoral de 2016 haya exonerado a Donald Trump de un posible delito de obstrucción a la Justicia, pero dijo que las políticas del Departamento de Justicia le impidieron acusarlo.

En su primera declaración tras haber supervisado por dos años la investigación, Mueller dijo que, tras detallar al menos diez posibles actos de obstrucción por parte de Trump, no era posible asegurar que el mandatario no haya cometido ningún delito.

Las conclusiones de Mueller confundieron al público tras la publicación por primera vez de un resumen de las 448 páginas de su informe. Fueron cuatro páginas realizadas por el fiscal general, William Barr, con las que Trump declaró su exoneración total.

“Un presidente no puede ser acusado de un delito federal mientras esté en funciones. Es inconstitucional”, dijo Mueller, sugiriendo que cualquier acción adicional debería recaer en el Congreso.

“Si hubiésemos estado seguros de que el presidente claramente no cometió un crimen, lo habríamos dicho”, dijo Mueller. “Sin embargo, no determinamos si el presidente en efecto sí cometió un delito”, agregó.

Trump, quien ha calificado la investigación como una “caza de brujas” y un “fraude”, habló del caso solo minutos después de que Mueller terminara su declaración.

“Nada cambia en relación al informe Mueller. No hubo pruebas suficientes y en ese caso, en nuestro país, una persona es inocente,” tuiteó Trump. “¡El caso está cerrado!, gracias”, añadió el mandatario.

Sin embargo, Jerry Nadler, el presidente demócrata del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, que maneja los procedimientos de juicio político, dijo que Mueller dejó claro que Trump estaba “mintiendo” sobre las conclusiones del informe.

“Dado que el fiscal especial Mueller no pudo presentar cargos contra el presidente, corresponde al Congreso responder a los crímenes, las mentiras y otras irregularidades del presidente Trump, y lo haremos”, afirmó Nadler.

En su breve declaración televisada, Mueller dijo que inculpar a Trump con el delito de obstrucción de la Justicia “no era una opción”.

“Sería injusto acusar a alguien de un delito cuando no puede haber una resolución judicial del cargo real”, dijo.

Pero enfatizó que la investigación de obstrucción de Trump y otras personas cercanas a él era un aspecto “crítico” de la investigación.

“Cuando un sujeto de una investigación obstruye esa investigación o le miente a los investigadores, golpea el núcleo del esfuerzo del Gobierno por encontrar la verdad y culpar a los responsables”.

Al mismo tiempo, Mueller reiteró que su informe sobre la interferencia de Rusia en la campaña electoral de 2016 y la presunta obstrucción de Trump a la justicia no exoneró al presidente.

Mueller, exdirector del FBI, rara vez fue visto y nunca se supo nada de él mientras conducía la investigación en total secreto, después de haber sido nombrado para dirigirla el 17 de mayo de 2017.

Su nombramiento sorprendió a Trump, quien varias veces buscó la forma de socavarlo o despedirlo, según revelaron testigos de la Casa Blanca a los investigadores.

La declaración de Mueller se produjo en momentos en que los demócratas del Congreso presionan por su testimonio sobre la investigación de Rusia como un posible apoyo en sus esfuerzos para destituir al presidente a través de un juicio político.

Pero Mueller dejó en claro que no desea testificar, argumentando que era su “posición final” y que sería inapropiado hablar más al respecto.

“Espero que esta sea la única vez que hable sobre este asunto”, dijo. “Tomo esa decisión personalmente, nadie me ha dicho si puedo o debo testificar o hablar más sobre este asunto”.

Mueller concluyó su declaración reiterando la que considera que es la conclusión central de su investigación: “Hubo múltiples y sistemáticos esfuerzos para interferir” en las elecciones presidenciales de 2016.

Agencias AFP y Reuters

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario