Economía

El FMI apoyó el poder de fuego del Banco Central en medio de la escalada del dólar

“El FMI apoya las medidas que implementa el Banco Central, respondió Gerry Rice, vocero del Fondo Monetario Internacional, en su tradicional conferencia de prensa desde Washington.

En momentos que se registra una suba de la divisa norteamericana el mensaje desde el Fondo fue enfático en apoyar las últimas modificaciones que implementó el Banco Central. Cabe recordar que la autoridad monetaria decidió establecer un plazo bimestral para la evaluación del cumplimiento de la base monetaria en el período julio-agosto al tiempo que fijo la tasa mínima de las Letras de Liquidez (Leliq) en 58% hasta tanto se conozca el próximo dato de inflación. La expectativa del Gobierno es que la suba de precios de los próximos meses continúe descendiendo.

Ante la pregunta concreta respecto a si el FMI avala las medidas recientes dispuestas por el Central, Rice respondió: “Sí, apoyamos las medidas implementadas por el Banco Central y los ajustes técnicos que se efectuaron recientemente. Creemos que esos cambios de la política monetaria permitirán continuar en el objetivo de reducir la inflación y facilitar el funcionamiento del sistema financiero".

"Estas medidas están dentro de nuestros objetivos de apoyar a la Argentina en sus esfuerzos de fortalecer su economía y reducir vulnerabilidades”, y por si quedaba duda alguna, Rice repitió: “Sí, apoyamos el programa monetario” (del BCRA).

Cuando fueron conocidas las decisiones del BCRA tanto Rice, vía tuit, y luego el actual titular del FMI, David Lipton, salieron a respaldarlas, argumentando que los cambios “garantizarán que la política monetaria se mantenga orientada a asegurar un camino continuo de disminución de la inflación y un buen funcionamiento del sistema financiero", conceptos que ratificó nuevamente hoy Rice.

También el funcionario se refirió al recorte del pronóstico de crecimiento de la economía argentina expresado tanto en el staff report como en el Panorama Económico (WEO) dado a conocer hace unas semanas: “Las causas de nuestra proyección hacia la baja obedecen a la caída del consumo interno y las revisiones a la baja del crecimiento de socios comerciales regionales en particular Brasil”

El FMI revisó su pronóstico de crecimiento de Argentina hacia la baja a -1,3% para este año y estima un ligero crecimiento del 1,1% cuando previamente había estimado una expansión de 2,2% para 2020.

Aunque el FMI es optimista ya que estima que la recuperación económica se dará en el segundo semestre básicamente impulsada por “el agro y la recuperación de los salarios”.

Para el organismo multilateral el programa está dando sus frutos “con mejoras en el terreno financiero, en lo fiscal y la economía se está gradualmente recuperando después de la recesión del año pasado” como indicaron en sus informes.

De todas maneras el funcionario aclaró que la economía no está exenta de dificultades: "Somos conscientes de la magnitud de los desafíos que enfrenta la Argentina”.

En otro orden, respecto a la designación del futuro titular del FMI ya conocida la renuncia de Lagarde, Rice confirmo que “muy pronto” se reunirá el Directorio para analizar los postulantes y definir quién conducirá el destino de la entidad. El vocero del Fondo auguró que el proceso será “abierto y transparente”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario