Economía

El FMI liberó el cuarto tramo del crédito por u$s 10.800 M

Las reservas internacionales del Banco Central subieron este martes a u$s 77.478 millones, tras el ingreso de u$s 10.835 millones correspondientes a un nuevo desembolso del Fondo Monetario Internacional.

"Se registró el ingreso correspondiente al cuarto tramo del crédito "Stand By" con el FMI por un equivalente de u$s 10.835 millones", informó la autoridad monetaria.

El Resumen de Variables Financieras elaborado por la entidad presidida por Guido Sandleris mostró que “la variación de las divisas frente al dólar, los títulos externos y otros instrumentos financieros que forman parte de las reservas arrojaron un saldo positivo de u$s 33 millones”.

Por último, se efectuó un pago por operaciones cursadas a través del sistema SML por u$s 3 millones; y no se registró participación del BCRA en el mercado de cambios.

El viernes pasado, el directorio del FMI aprobó el desembolso de u$s 10.835 millones para Argentina, tras concluir la tercera revisión del acuerdo "stand by" vigente desde el 20 de junio de 2018, al tiempo que advirtió sobre los niveles de inflación.

Christine Lagarde, la directora gerente del FMI, sostuvo que "las políticas de las autoridades que sustentan el acuerdo respaldado por el FMI están dando fruto".

"El elevado déficit fiscal y en cuenta corriente -dos grandes vulnerabilidades que condujeron a la crisis financiera el año pasado- están disminuyendo. La actividad económica se contrajo en 2018 pero hay indicios de que la recesión ha tocado fondo, y se espera una recuperación gradual en los próximos trimestres", expresó Lagarde.

Asimismo, sostuvo que "el gobierno argentino dio muestra de su determinación de asegurar que la relación deuda pública/PBI se encuentra en una trayectoria sostenible, reduciendo el déficit primario de 2018 por debajo de la meta fijada en el programa".

En tanto, el FMI aseguró hoy que "se proyecta que la economía Argentina se retraiga en el primer semestre de 2019 debido a que la demanda interna se desacelera, debido a las políticas más estrictas para reducir los desequilibrios, y volverá a crecer en el segundo semestre del año a medida que se recuperen el ingreso disponible real y la producción agrícola, después de la sequía del año pasado".

En cuanto al resto de los indicadores macroeconómicos de Argentina, el Fondo prevé una inflación del 30,5%, por lo que consideró esencial alcanzar el déficit cero este año "para apuntalar la confianza de los inversionistas y el crecimiento sostenible".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario