Deportes

El fútbol italiano, teñido de celeste y blanco

Con goles de Gonzalo Higuaín, Alejando Gómez y Emiliano Rigoni, Milan y Atalanta igualaron 2-2 en el Giuseppe Meazza. A su vez, Rodrigo De Paul volvió a ser determinante en Udinese, que ganó 2-0 de visitante con un tanto suyo.

Un nuevo gol de Gonzalo Higuaín no bastó a Milan, porque también anotaron sus compatriotas Alejandro Gómez y Emanuel Rigoni y Atalanta le empató 2-2 en el Giuseppe Meazza.

Higuaín, que venía de anotar en sus dos últimos cotejos, abrió la cuenta a los 2 minutos con un gran remate tras centro del español Suso. El "Pipita" fue titular en Milan, junto con Mateo Musacchio y Lucas Biglia, ambos de labor discreta.

"Papu" Gómez empató a los 54 en buen contragolpe, pero Milan volvió a adelantarse a los 61 con gol de Giacomo Bonaventura, otra vez tras asistencia de Suso, ante casi 52 mil personas que dejaron una taquilla de 1,3 millones de euros y celebraban la victoria.

Pero Atalanta volvió a marcar en el descuento con gol de Rigoni, quien entró a los 45 y anotó a los 91, tras un rebote en el arquero Gigi Donnarruma, y bien habilitado, según confirmó el VAR.

Además, otro que volvió a convertir por segundo partido consecutivo fue Rodrigo De Paul, quien con su tanto abrió la cuenta en el triunfo 2-0 de Udinese en su visita a Chievo Verona. El ex Racing lleva cuatro anotaciones en cinco partidos disputados por la Liga Italiana.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario