Política

El Gobierno analizó suspender las PASO

El Gobierno estudió seriamente suspender las PASO que se llevarán a cabo el 13 de agosto, sin embargo por impedimentos legales tuvieron que desistir. Por expreso pedido del presidente, Mauricio Macri, el tema comenzó a tratarse a partir del jueves de la semana pasada culminando las deliberaciones este martes. Diferentes funcionarios del Gobierno estuvieron analizando el suspender las elecciones internas, "incluso hubo varias reuniones con miembros de la Justicia Electoral", confió a ámbito.com una alta fuente oficial.

Curiosamente la dificultad de suspenderlas no vino del lado de la Justicia sino por razones legislativas. "Es que la ley de las PASO obligó a que los partidos eliminen sus internas", razonó la fuente. Otro de los impedimentos fue que algunas provincias establecieron la simultaneidad de elecciones provinciales y nacionales delegando en la Nación el comicio.

"El presidente pidió que se vea la posibilidad de suspenderlas ante el elevado costo y las escasas internas de envergadura", comentaban en la Rosada. El martes finalmente se descartó esta idea a pesar de la frustración presidencial.

"Yo también estoy de acuerdo en suspender las PASO. Es muchísimo dinero el que se gasta; es muchísimo trabajo. Es conveniente suspenderlas, porque en el fondo ¿cuantas internas va a haber?", dijo María Servini de Cubría, jueza Federal con competencia electoral en la Ciudad de Buenos Aires al término de una reunión que mantuvo en la Casa Rosada el miércoles de la semana pasada.

La mala noticia que significó no poder suspender las PASO fue lo que llevó a Macri este martes confesar en un acto: "Me da mucha bronca. Yo vivo trabajando para ahorrar de a 100 mil pesos y tirar 2.500 millones de pesos en una elección que sólo pasa acá en la Argentina y que ya se ha demostrado inútil es otra falta de respeto y dilapidar recursos", sostuvo el mandatario.

Por esta razón es que luego de las elecciones de octubre el Poder Ejecutivo va a insistir en enviar "una nueva ley de Partidos Políticos que contemple la eliminación de las PASO y el voto electrónico" comentaban en el entorno presidencial.

El factor que llevó al Ejecutivo a querer suspenderlas las primarias obedeció también al rechazo de la sociedad por un gasto de casi $3000 millones que ni siquiera tiene el propósito de lograr más democracia en los partidos políticos.

Comentan que el presidente Macri se quedó con una sensación de "impotencia" al ver la irracionalidad de esta medida (por las PASO) que, "fue creada por un oportunismo electoral puntual", en alusión al gobierno de Cristina de Kirchner.

"Con esos 3.000 millones de pesos se podría asfaltar miles de calles del conurbano", se lamentaban en la Rosada.

Lo cierto es que no todos dentro del Gabinete estaban tan convencidos de suspender las PASO ya que permitirá sondear el ánimo ciudadano. Las especulaciones parten que si en agosto la mayoría se inclina por Cristina en octubre podrá pesar más el "voto miedo" dando la victoria al oficialismo.

También especulan que si en las PASO y a pesar de la situación económica el voto tiende a favorecer al Gobierno esto dará más fuerza aún para "arrasar" en octubre. Este optimismo se explica porque apuestan a que al momento electoral ya la economía estará mucho mejor.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario