Política

"El Gobierno no puede garantizar la transparencia del escrutinio provisorio", advirtió experta

Beatriz Busaniche, titular de Fundación Vía Libre, cuestionó al Gobierno por la contratación de la empresa venezolana Smartmatic.

La experta Beatriz Busaniche, titular de Fundación Vía Libre, cuestionó la contratación de la empresa venezolana Smartmatic para la realización del escrutinio provisorio en las elecciones de este domingo y advirtió que “el Gobierno no puede garantizar la transparencia” de los comicios.

“La preocupación con Smartmatic es alta. Es una empresa de dudosa reputación. Es la empresa que estuvo a cargo de las elecciones de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Es una empresa que tiene más elecciones fallidas que exitosas”, afirmó Busaniche en declaraciones a radio La Red.

La especialista criticó el hecho de que el Gobierno haya comprado por contratación directa el software que se utilizará en las elecciones por un monto de u$s1,3 millones en lugar de contratar a una empresa local por un tercio del valor. “El Estado tiene capacidad de desarrollar el software”, aseguró y recordó los casos de experiencias similares en las provincias de Santa Fe y Chubut.

Smartmatic es fuertemente cuestionada por la oposición que presentó amparos para que sea apartada de la realización de la elección. Sin embargo, el Gobierno salió a defender la contratación y aseguró que “la transparencia está garantiza”. Pese a esto, recién ayer se le mostró –y no se los entregó como había ordenado la Justicia- a los partidos el software que se utilizará.

“La primera irregularidad severa es que no hayan cumplido los plazos. La Justicia ordenó que 30 días antes de las elecciones se debía entregar el software para que los partidos y las autoridades judiciales puedan hacer los controles. Además, ordenó entregar el código fuente, no solo los ejecutables del programa y eso tampoco sucedió”, señaló Busaniche.

Riesgos en la elección

Asimismo, Busaniche advirtió que “podría pasar que alguien explote una vulnerabilidad del sistema y lo haga colapsar, es decir que el sitio no funcione” o que “también podría haber un ataque interno, alguien involucrado en el proceso, que ponga un programa malicioso, que podría ralentizar la carga de datos, meter ruido de alguna forma, o que se pueda manipular el orden de carga y que algunos distritos entren más tarde que otros o que algunos directamente no entren”.

De todos modos, insistió con que el escrutinio provisorio no es de carácter legal, y solo es realmente válido el que realiza la justicia electoral.

“El Gobierno no puede garantizar la transparencia del escrutinio provisorio, nos están pidiendo un salto de fe, no muestran nada concreto, son puras palabras, y no hay evidencia clara de que hayan hecho las cosas bien”, reiteró Busaniche.

A su entender, “el Gobierno se equivoca en defender a la empresa. Eran ellos quienes tenían que exigirle a la empresa que cumpla los plazos”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora