Política

El Gobierno promulgó las leyes "Brisa" y "Justina"

Las iniciativas fueron aprobadas en el Congreso con días de diferencia. La primera contempla una reparación económica a los hijos de víctimas de femicidas. En tanto que la Ley Justina, habilita que todos los mayores de 18 años pasarán a ser donantes, salvo que expresen lo contrario.

Finalmente, el Gobierno promulgó la llamada "Ley Justina" en honor a la niña de 12 años fallecida en noviembre pasado a la espera de un trasplante de corazón. A partir, de las modificaciones a la ley de trasplante de órganos, a partir de ahora, todos los mayores de 18 años pasarán a ser donantes, salvo que expresen lo contrario.

Esto habilita la figura del "donante presunto", ya no se requiere dejar voluntad expresa por la afirmativa sino que se garantiza "la posibilidad de realizar la ablación de órganos y/o tejidos sobre toda persona capaz mayor de 18 años, que no haya dejado constancia expresa de su oposición a que después de su muerte se realice la extracción de sus órganos o tejidos".

En el caso de los menores de edad, "se posibilita la obtención de autorización para la ablación por ambos progenitores o por aquel que se encuentre presente" o del representante legal.

Asimismo, el Gobierno sancionó la "Ley Brisa", una reparación económica a hijos de víctimas de femicidios, que se trató en el Congreso con pocos días de diferencia que la Ley Justina.

La reparación, que comienza a regir desde el momento del procesamiento del femicida, consiste en un haber jubilatorio mínimo mensual, con sus incrementos móviles.

Está destinado a personas menores de 21 años o con discapacidad, siendo retroactiva al momento de la comisión del crimen (aunque el delito se hubiera cometido con anterioridad a la sanción de la norma). No obstante, la reparación no tiene un efecto indemnizatorio, ya que se extingue cuando las "víctimas colaterales", es decir, los hijos de las víctimas fatales de femicidios, cumplen los 21 años.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario