El Gobierno reiteró en la ONU el reclamo por Malvinas

Edición Impresa

El canciller Santiago Cafiero expuso en el Comité Especial de Descolonización. Pidió reabrir las negociaciones para encontrar una solución pacífica.

El Gobierno renovó el reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas. Santiago Cafiero expuso ayer en la Sesión del Comité Especial de Descolonización de la ONU, en Nueva York y trasladó la histórica demanda.

"Tengo el honor de dirigirme a este Comité Especial en nombre del pueblo y el Gobierno de la República Argentina. Felicito a todos los integrantes del Comité de los 24 por su persistencia en poner fin a una situación tan anacrónica como el colonialismo, un resabio que resiste en el mundo de hoy y en mi propio país", inició su intervención, Cafiero.

El canciller argentino pidió reabrir las negociaciones con Reino Unido para conquistar una solución pacífica a la disputa, moción que resultó aprobada por consenso.

Cafiero criticó las inconsistencias en las posiciones de las autoridades británicas a lo largo de los años, y subrayó: "Que el Reino Unido no le tenga miedo a la paz. Que pierda el temor al diálogo dentro del derecho internacional. La comunidad internacional sabe que puede contar con la Argentina para esta tarea. Solicitamos a este Comité Especial que una vez más exprese de manera clara y firme su convicción de que no hay más lugar para colonialismo en el siglo XXI".

En la misma línea, aseguró que la composición poblacional de las islas "es el resultado de la colonización iniciada en 1833", que apunta a preservar "el carácter británico", por sobre el derecho a la libre determinación de los pueblos en las Malvinas.

"Es por eso que elevo la exigencia para que se garantice el respeto de la integridad territorial de la Argentina, quebrantada con el acto de fuerza británico de 1833, nunca consentido por el Gobierno argentino", resaltó el funcionario y aseguró que "las victorias militares no otorgan derechos", e indicó que la Guerra de Malvinas "no alteró la naturaleza de la disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido", al argumentar que el país era gobernado por la junta militar "ilegal e ilegítima" que "actuó de espaldas al pueblo argentino".

Del mismo modo planteó la preocupación por la presencia de armamento nuclear en las Islas Malvinas y finalizó diciendo que el "Reino Unido continúa desoyendo la resolución de la Asamblea General que insta a las partes a abstenerse de llevar adelante acciones unilaterales en el área en disputa hasta que se encuentre una solución definitiva a la controversia. En el plano militar, sigue comportándose como si el conflicto hubiera tenido lugar ayer".

Cafiero explicó que la vigencia del reclamo “implica que el tema sigue estando presente en Argentina y en la comunidad internacional”. La comitiva argentina que acompaño al canciller la integraron entre otros Gustavo Melella (gobernador de Tierra del Fuego), la representante permanente de la Argentina ante la ONU, María del Carmen Squeff; el secretario de Malvinas, Guillermo Carmona;el senador Adolfo Rodríguez Saá los diputados Federico Frigerio, Alberto Asseff, Roxana Reyes y Eduardo Valdés.

Dejá tu comentario