Edición Impresa

El gráfico que habla

El regreso de Argentina al Fondo Monetario Internacional (FMI) fue a toda orquesta. Según los datos estadísticos del organismo internacional, a abril, y por lejos, el país es el mayor deudor con el 61% del total de su pasivo. El siguiente estado es Egipto, pero con el 13%. Se entiende ahora porqué Christine Lagarde y el resto de los responsables máximos del FMI, tienen atada su suerte política, casi a todo o nada, a que el programa stand by firmado con Argentina no se caiga y siga vigente.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario