Mundo

El "hombre volador" cruzó el Canal de la Mancha en un aerodeslizador

Franky Zapata, inventor del aparato propulsado por un jet de diseño propio, se desplazó sobre el Estrecho de Dover a velocidades de hasta 170 km por hora. Lo hizo en el segundo intento luego del fallido intento de julio.

El inventor francés Franky Zapata logró este domingo cruzar el Canal de la Mancha en un aerodeslizador propulsado por un jet diseñado por él. Logró desplazarse sobre el Estrecho de Dover en poco más de 20 minutos.

Después de un intento en julio que terminó con él cayendo al mar, Zapata despegó de Sangatte, a las afueras de Calais en Francia a las 0617 GMT, en una pequeña plataforma propulsada por cinco motores a reacción pequeños y llevando combustible en una mochila.

Flanqueado por tres helicópteros, Zapata llegó a Reino Unido tras una parada en un barco a la mitad del cruce de 35 kilómetros para recargar combustible, saludando a los espectadores antes de aterrizar con seguridad en Saint Margaret's Bay, cerca de Dover en la costa sur británica.

"Durante los últimos cinco o seis kilómetros realmente lo disfruté", dijo Zapata a los periodistas al llegar. "Hicimos una máquina hace tres años (...) y ahora hemos cruzado el Canal, es una locura".

Franky Zapata, el inventor de su flyboard que sobrevoló el desfile militar el Día Nacional.mp4
El aerodeslizador alcanzó velocidades de hasta 170 km por hora.

Decenas de personas acudieron a animar a Zapata en el despegue y unos pocos residentes y turistas se reunieron para ver aterrizar al francés.

"Realmente no pensé que lo lograría, pero esperaba", contó la residente Helen Reed en Saint Margaret's Bay. "Solo verlo en la distancia con mis binoculares, fue simplemente increíble".

Zapata, que sorprendió a las multitudes durante las celebraciones del Día de la Bastilla de Francia el 14 de julio al volar sobre un desfile militar en París, dijo a su llegada que el dispositivo había alcanzado velocidades de 160 a 170 km por hora durante el cruce.

El inventor había recibido una subvención de 1,3 millones de euros del ejército francés a fines de 2018 para ayudar a financiar el desarrollo del aerodeslizador.

Al llegar, dijo que aún no estaba claro para qué se podría utilizar el aerodeslizador, y agregó que era una nave compleja que la persona promedio probablemente no podría navegar.

"No es una máquina para ir a la panadería un domingo por la mañana", dijo Zapata a BFM TV de Francia en una entrevista. Dijo que también estaba trabajando en un auto volador.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario