Espectáculos

"El irlandés", nuevo film de Scorsese, ya huele a Oscar

Protagonizada por Al Pacino y Robert De Niro, costó u$s160 millones y dura 3 horas y media. Se estrena el 27 de noviembre en la plataforma.

“The Irishman” (“El irlandés”), el nuevo film de Martin Scorsese para Netflix, recibió un 100% de críticas positivas, en su mayor parte muy entusiastas e inclusive algunas que lo definieron como “obra maestra”, luego de su preestreno hace menos de una semana en el New York Film Festival y en una sala de Los Angeles.

Cuando Paramount Pictures abandonó el proyecto, Scorsese, un viejo cruzado contra la televisión, sucumbió ante Netflix, que financió los 160 millones de dólares de su costo. Es la película más cara del director de “Taxi Driver”, y también la más extensa, tres horas y media de duración.

El film reúne al actor fetiche de Scorsese, Robert De Niro, con Al Pacino (quien nunca había actuado antes en un film del director). También están Joe Pesci y Harvey Keitel. Se estrenará el 1 de noviembre en unas pocas salas de EE.UU. para aspirar al Oscar, y luego se lanzará en la plataforma el 27 del mismo mes. La misma estrategia utilizó Netflix con “Roma”, de Alfonso Cuarón, una producción de cine que durante el proceso de rodaje fue adquirida por la plataforma, lo que le dio a Netflix más prestigio y publicidad.

Guillermo del Toro elogió ayer la película y pidió al público que la viera en pantalla grande: “Es una obra maestra, véanla en un cine. Esta película languideció y su desarrollo estuvo pausado durante mucho tiempo por las cúpulas de los estudios. Tenerla aquí, ahora, es un milagro. Y, por cierto, las tres horas y media más rápidas en un cine. No se la pierdan. Trata sobre vidas que iban y venían, con toda su confusión, todo su drama, violencia, ruido y pérdida, y de cómo se desvanecían invariablemente, igual que todos lo hacemos”, tuiteó Del Toro, quien consideró que este film sobre el crimen organizado explora la masculinidad tóxica y el papel de la violencia en esos entornos. “Es un mausoleo de mitos”.

Algunos críticos se han hecho eco de esta recomendación, y otros llegaron a aventurar que la repercusión que viene teniendo pondría a Netflix entre la espada y la pared, ya que se vería compelida a estrenarla en más salas, durante más tiempo, e internacionalmente.

Especialista en retratar la mafia enquistada en Nueva York (“Buenos muchachos”, “Casino” o “Los infiltrados”), Scorsese resignificó además el género del cine policial. El director ha rodado ocho películas con Robert De Niro, su actor fetiche, a quien se suma en un papel principal Al Pacino, quien -como se dijo antes- actúa por primera vez a sus órdenes. Joe Pesci vuelve a participar en este film tras casi de 20 años de ausencia del cine.

“El irlandés” cuenta la historia, a lo largo de varias décadas, de un asesino a sueldo legendario en la historia criminal estadounidense: Frank ‘The Irishman’ Sheeran. Lo hace basándose en un libro de Charles Brandt. De Niro encarna a Sheeran, quien estuvo en Europa como soldado durante la Segunda Guerra Mundial. A su fin, desempeñó varios trabajos hasta que entró en contacto con la mafia, donde se convirtió en un asesino a sueldo. Se cree que Sheeran pudo haber perpetrado, entre otros, el asesinato del jefe sindicalista Jimmy Hoffa en 1975. Según varias fuentes, fue el autor directo de ese crimen, aunque el suceso no se ha llegado a esclarecer por completo, sobre todo, porque el cadáver de Hoffa nunca apareció.

El amplio presupuesto de “The Irishman” responde en buena parte a la técnica de postproducción para rejuvenecer a los protagonistas mediante CGI (imágenes generadas por computadora). Gracias a ese método, De Niro, de 76 años de edad, luce un aspecto varias décadas más joven y envejece a lo largo de la trama. Algunos usuarios de redes sociales han aplaudido el resultado pero otros bromearon sobre si se trataba de un videojuego.

“The Irishman” ha quedado atrapada en la guerra que Netflix mantiene con los exhibidores por el modelo de negocio de la distribución del cine. El gigante del streaming está volcado a la producción de cine para establecerse como un estudio de Hollywood a la misma altura que los históricos, pero para eso necesita estrenar en salas para acceder a los premios de la industria. Como su negocio son las suscripciones, pretende que sus películas estén disponibles para sus abonados lo más pronto posible.

Los exhibidores ven amenazado su negocio, cuyo modelo consiste en tener las películas en exclusiva en salas durante tres meses antes de que el público pueda verlas en su casa. Por eso se niegan a estrenar films del que consideran el enemigo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario