Deportes

El nuevo Pulpo Paul es un gato sordo, aunque sus pronósticos son muy desacertados



Aquiles, un gato blanco y sordo que vive en el Museo del Hermitage de San Petersburgo, fue elegido este lunes como pronosticador oficial de la Copa del Mundo de Rusia.

"Celebraremos una conferencia de prensa especial y Aquiles tendrá un pase oficial de espectador", indicó la jefa de prensa del famoso museo, Mary Khaltunen, a la agencia de prensa R-Sport.

A raíz del famoso Pulpo Paul, que predijo los siete resultados de Alemania en el Mundial de Sudáfrica 2010, incluida la derrota contra España en semifinales, las mascotas convertidas en pronosticadoras se han convertido en un clásico de los grandes torneos.

Según R-Sport el Hermitage está lleno de gatos. Sus antepasados fueron introducidos en el lugar por Pedro el Grande en el siglo XVII, cuando el Zar lo convirtió en su Palacio de Invierno.

En la actualidad, cerca de 70 gatos protegen el museo de los ratones y el edificio cuenta con un equipo dirigido por Anna Kondratyeva, que explicó que Aquiles se tomó un año sabático y "ganó peso" después de haberse encontrado con Alemania, el equipo que el año pasado conquistó la Copa de las Confederaciones.

Aquiles ya tiene experiencia como oráculo, aunque no es muy buena. En la pasada Copa Confederaciones sólo acertó 4 de los 16 partidos disputados, eligiendo entre dos platos de comida, cada uno con una bandera diferente.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario