Edición Impresa

El otro yo

Carugati es un apasionado del deporte. "Soy amante del surf de ola grande. También hago snowboard dos o tres veces al año. Como el mar y la montaña me quedan lejos, tuve que canalizar la energía por algún lado y hace 10 años me convertí en atleta Ironman", cuenta. "El último que corrí fue el de Bariloche, ahora se viene Panamá City en Florida, Estados Unidos", repasa el número uno de Page Group.

Periodista: Hay alguna similitud entre el deporte de alta competencia y el mundo empresarial?

Miguel Carugati: Sin dudas. Tengo muchos amigos empresarios en el mundo del deporte y amigos del mundo del deporte que son empresarios. Son campos muy parecidos. Si querés ser un Ironman, tenés que levantarte temprano, entrenar muchas horas por día, meterte en una rutina de alimentación, de entrenamiento exigente. Planificar mucho los objetivos de corto mediano y largo plazo. En la empresa es lo mismo. La estructuración es similar. Muchas veces debatimos si es el Ironman lo que nos ha hecho buenos empresarios o si es que somos buenos Ironman porque somos buenos profesionales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario