Edición Impresa

El padre de Assange ruega por acuerdo

Conmocionado por el mal aspecto que presentaba su hijo cuando fue detenido el jueves último en Londres, el padre de Julian Assange, John Shipton, pidió que extraditen al periodista a Australia.

“El Departamento de Relaciones Exteriores (DFAT) y el primer ministro Scott Morrison deberían hacer algo de manera matizada”, declaró Shipton, quien agregó: “Se puede resolver de manera simple para que todo el mundo esté satisfecho. Hubo algunas conversaciones en una reunión entre un senador y un responsable del DFAT para extraditar a Julian a Australia”.

Shipton fue secretario del partido WikiLeaks cuando su hijo se presentó sin éxito al Senado en las elecciones australianas de 2013. Solía visitarlo todos los años en Navidad en la embajada de Ecuador en Londres, donde Assange estuvo refugiado desde 2012.

El padre de Assange aseguró estar conmocionado por el mal aspecto que tenía su hijo cuando lo arrestaron. “Vi cómo lo arrastraron los policías por la escalera, no tenía buen aspecto. Tengo 74 años y estoy mejor que él, que tiene 47. Estoy conmocionado”, aseguró. “Durante meses estuvo viviendo como un prisionero de alta seguridad. Ni siquiera podía ir al baño, había cámaras vigilando todos sus movimientos”, afirmó Shipton.

La idea de que Australia pida su extradición sería porte de un acuerdo para evitar que sea enviado a EE.UU., país del que reveló secretos sensibles.

En tanto, la abogada de Assange, Jennifer Robinson, aclaró que el fundador de WikiLeaks está dispuesto a cooperar con las autoridades suecas si reabren el caso de violación contra él, ya que su prioridad es evitar la extradición a EE.UU.

Agencia AFP y ANSA

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario