Mundo

El Parlamento se ceba contra el "brexit"

Londres - El acuerdo del “brexit” de la primera ministra británica, Theresa May, fue atacado ayer por igual por aliados y por opositores, después de que su Gobierno se viera obligado a publicar una evaluación legal que advierte que el Reino Unido podría verse encerrado indefinidamente en la órbita de la Unión Europea.

Después de una serie de humillantes derrotas parlamentarias de May para lograr la aprobación de un acuerdo, el banco estadounidense de inversiones J.P. Morgan dijo que la posibilidad de que el Reino Unido cancele totalmente el “brexit” ha aumentado.

Mientras inversores y aliados intentaban allanar el destino final de la quinta economía del mundo, el partido norirlandés que apoya al Gobierno de May dijo que el documento legal es “devastador”.

May fue obligada por el Parlamento a publicar recomendaciones del principal abogado del Gobierno sobre el llamado “mecanismo de protección”, el cual busca evitar un retorno a los controles fronterizos entre Irlanda del Norte, gobernada por los británicos, y la República de Irlanda, un miembro de la UE.

“A pesar de las declaraciones en el Protocolo de que no pretende que este sea permanente y de la clara intención de las partes de que sea reemplazado por acuerdos alternativos y permanentes, en el derecho internacional el Protocolo perdurará indefinidamente hasta que se produzca un acuerdo que lo sustituya”, dijo el documento. “En ausencia de un derecho de resolución, existe un riesgo legal de que Reino Unido esté sujeto a prolongadas y repetidas rondas de negociaciones”, agregó.

El “brexit”, el mayor cambio económico y político de Reino Unido desde la Segunda Guerra Mundial, ha sumido repetidamente a la política británica en una crisis desde que los votantes decidieron abandonar la UE en un referendo en 2016.

May está tratando en estos momentos de que su acuerdo sea aprobado por un Parlamento que está dando todas las señales de que no lo apoyará en una votación el 11 de diciembre. No está claro qué sucederá si se rechaza, ya que la salida está prevista para el 29 de marzo.

Nigel Dodds, vicepresidente del Partido Unionista Democrático norirlandés (DUP) dijo que el documento legal demuestra que Belfast será tratada de modo diferente que el resto del Reino Unido.

El acuerdo sellado por el gobierno británico con sus 27 socios europeos choca con la oposición tanto de los eurófilos, que ven en él condiciones peores a las actuales, como de los euroescépticos, convencidos de que hace concesiones inaceptables a la UE. Muchos de estos últimos se encuentran en las filas del Partido Conservador de May.

Agencias Reuters y AFP

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario