Mundo

El parlamento de Venezuela aprobó un tratado que avalaría una intervención extranjera

Tras un debate que se llevó a cabo en una plaza de Caracas, la Asamblea Nacional, proscripta por el chavismo, convirtió en ley el TIAR.

Caracas- La Asamblea Nacional aprobó ayer el retorno al TIAR, un tratado regional de defensa que es considerado el marco legal para una eventual intervención militar en Venezuela. Durante una sesión en una plaza de Caracas, el parlamento venezolano (controlado por la oposición) convirtió en ley el proyecto que reincorpora a Venezuela al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), del que se retiró en 2013.

“Aprobado por unanimidad de todos los presentes. Queda sancionada así (la ley)”, dijo el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, quien cumplió ayer seis meses de haberse autoproclamado presidente encargado de Venezuela.

Guaidó es reconocido por medio centenar de países, incluido Estados Unidos, que no descarta una acción armada en Venezuela para expulsar del poder al mandatario Nicolás Maduro.

“El TIAR no es mágico, no es un botón que apretamos y mañana se soluciona todo. Hemos llegado a este punto por todo lo que hemos construido durante años”, afirmó Guaidó ante unas mil personas, entre diputados, embajadores y partidarios.

Guaidó dijo que este paso permitirá establecer “alianzas internacionales” para “proteger y defender al pueblo y la soberanía venezolana”, sin mencionar explícitamente una intervención extranjera. Sin embargo, el dirigente no descarta esta opción para poner fin a lo que denuncia como “la dictadura de Maduro”, a quien el Legislativo ya declaró en “usurpación” del poder por considerar que su reelección en 2018 fue fraudulenta.

“No le tenemos miedo a ningún espacio, siempre que ponga fin al sufrimiento de nuestra gente”, afirmó Guaidó en la plaza Alfredo Sadel, subrayando que “no hay soluciones mágicas”. La iniciativa había sido aprobada en primer debate el pasado 28 de mayo.

Ahora “nos tocará construir el respaldo de los demás países de la región para este mecanismo, cuya aprobación final pasará en la OEA”, declaró recientemente Guaidó. La mayoría de los países de la OEA reconocen a Guaidó como el jefe legítimo del Estado venezolano, por lo que se descuenta que acepten la firma del líder antichavista y aprueben el reingreso del país al tratado regional

Según el texto del acuerdo, si algún Estado miembro sufre una agresión, puede pedirle a los otros países firmantes que lo defiendan de manera conjunta. Formalmente, los países firmantes están obligados a hacerlo por ser parte del tratado, pero en la realidad esto no siempre sucedió. En 1982, Argentina pidió activar el tratado, pero Estados Unidos mantuvo su apoyo a Reino Unido en la Guerra de Malvinas.

El gobierno estadounidense de Donald Trump es el aliado más importante que tiene Guaidó en su pelea por lograr la salida de Maduro. En varias oportunidades tanto Trump como sus funcionarios dejaron abierta la posibilidad de una intervención militar en Venezuela.

La salida del TIAR fue acordada en 2012 por Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, este último bajo la presidencia del fallecido Hugo Chávez (1999-2013).

El reingreso al TIAR quedará, no obstante, en un limbo jurídico pues las decisiones del Legislativo son consideradas nulas desde 2016 por el Tribunal Supremo de Justicia, de línea oficialista.

En la práctica, las funciones de la cámara fueron asumidas por la chavista Asamblea Constituyente de plenos poderes.

Agencias AFP, Télam y Reuters

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario