Mundo

El plan de Bolsonaro en educación: combatir la "basura marxista" en escuelas y universidades

A un día de asumir, el presidente electo de Brasil dijo que pretende "formar ciudadanos y no militantes políticos".

El derechista ex capitán del Ejército Jair Bolsonaro, quien asume mañana la presidencia de Brasil, afirmó que en su gobierno combatirá a la "basura marxista" que según él está instalada en el sistema educativo brasileño para "formar ciudadanos y no militantes políticos".

"Una de las metas para sacar a Brasil de los peores rankings mundiales es combatir la basura marxista que se instaló en las instituciones educativas", dijo Bolsonaro por las redes sociales, un día antes de asumir como el presidente número 38 del principal socio comercial de la Argentina. Según Bolsonaro, "con el Ministerio de Educación y otros sectores vamos a evolucionar en formar ciudadanos y no más militantes políticos".

Embed

La derecha -incluido el bloque evangélico- que respalda a Bolsonaro en el Congreso fracasó este año en aprobar un proyecto llamado Escuela Sin Partido, que autorizaba a denunciar a profesores que enseñaban teorías políticas de izquierda como el marxismo a estudiantes de niveles primario y secundario.

El propio Bolsonaro dijo que a partir de ahora el revisará personalmente el examen de nivel para calificar el ingreso a las facultades, luego de quejarse, por ejemplo, sobre textos que hablaban de travestis.

El futuro ministro de Educación es el colombiano naturalizado brasileño Ricardo Vélez Rodríguez, quien era docente en las escuelas del Ejército y es un defensor de "enseñar a celebrar el golpe militar de 1964" que instaló una dictadura en Brasil hasta 1985.

Vélez Rodríguez fue indicado en el cargo por el gurú ideológico de la familia Bolsonaro, el astrólogo radicado en Estados Unidos Olavo de Carvalho, quien ha levantado la bandera 'antimarxista" dentro de la política brasileña.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario