Política

El principal candidato opositor se anotó con el sector agropecuario

El principal candidato opositor decidió recibir a la Mesa de Enlace, compuesta por los titulares de las 4 entidades nacionales del campo (Rural, CRA, Federación Agraria y Coninagro) en su búnker de San Telmo.

La ausencia de Fernández al cónclave cooperativo se subsanó rápidamente, ya que el jueves el candidato decidió recibir a la Mesa de Enlace, compuesta por los titulares de las 4 entidades nacionales del campo (Rural, CRA, Federación Agraria y Coninagro) en su búnker de San Telmo. Obvio que allí tampoco hubo definiciones, aunque sí “gestos” y fotos oficiales (ya que no permitieron la entrada de fotógrafos de las organizaciones del sector), y sin algunas presencias que se podrían haber esperado como la de Felipe Solá, dado su profundo conocimiento del sector (aunque hace años que no quiere ser “atado” al tema campo, y los rumores indican que habría pedido el Ministerio de Defensa).

Tampoco estuvo en el encuentro el exAgricultura, santacruceño, Javier De Urquiza, aunque se lo vio por otros despachos, ni ninguna de las otras figuras mayoritariamente del pasado, ligadas al sector y que hoy vuelven a sonar como candidatos, aunque muchos sospechan más del autobombo que en factibilidades ciertas, tal el caso de otro exAgricultura como Julián Dominguez. Tan poco hubo que ni Cecilia Todesca, ni Santiago Cafiero, los únicos escuderos que llevó Fernández al encuentro llegaron casi a emitir palabra algo que, empanada por medio en la sede de CRA (también en San Telmo) mereció luego el análisis del campo que, a pesar del horario en pleno mediodía, apenas había recibido sendos vasos de agua… ”Nos sacan lo que pueden, y no nos convidan ni una galletita”, se quejaba con algo de humor, y bastante realismo, uno de los representantes, mientras otros especulaban con la razón por la que Fernández no había asistido a la convocatoria del martes previo con los otros candidatos. “Quería el título y la foto para él solo. Lo conocemos de 2008 con la 125”, aludía uno de los asistentes, recordando los también difíciles días de aquel conflicto que duró 4 meses. Igual le dejaron el documento de los 14 puntos donde se enumeran las principales acciones que necesita el campo para acercarse al verdadero potencial de producción que hoy se estima más cercado a los 170 millones de toneladas, que a los 147 millones que se obtuvieron en la última campaña.

Lo concreto es que los dirigentes están en una posición más que incómoda ya que, por un lado, no pueden tomar como ciertas ni siquiera los mínimos compromisos de los candidatos, tampoco pueden negarse a concurrir a las reuniones a las que los convocan y, en el caso de Fernández, para colmo recibieron fuertes críticas de los socios de las entidades por su rol durante la “era K”, inolvidable para la gente de campo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario