Negocios

El regateo llegó a los shoppings: hasta 20% de descuento extra

Las principales marcas ofrecen descuentos especiales de entre un 15% y 20% en determinados productos. En muchos casos se pueden combinar con las promociones bancarias y la financiación sin interés.

En época de crisis y con la caída de las ventas que hasta mayo acumulaba un 12,5%, los comerciantes recurren a todo tipo de estrategias para sobrevivir. El regateo, algo habitual en las feriadas o hasta en los locales más pequeños a la calle, rompió todas las barreras y por primera vez llegó a los principales shopping de la Capital Federal.

En una recorrida realizada por Ámbito en el emblemático shopping Abasto, alguna de las primeras marcas reconocieron que están autorizados a "hacer descuentos" en los productos premium. Por ejemplo en el local de ropa Brooksfield, un maletín de cuero para hombre que en vidriera estaba marcado a $6000, el vendedor aseguraba poder bajarlo entre un 15 y 20%.

Promociones acumuladas y números en rojo

A esos descuentos especiales se le suman las promociones con los bancos y el retorno de las cuotas sin intereses (de jueves a domingo), que depende el negocio oscilan entre 3 y 6 cuotas. Este abanico de ofertas no es porque sí. Los datos del mes pasado son alarmantes: desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), indicaron que las ventas de las pymes minoristas cayeron un 14,1% en mayo, respecto del mismo período de 2018. De esta forma, el derrumbe sumó 17 meses de caída consecutivos. Mientras que para los primeros cinco meses del 2019 la estadística acumula un descenso de 12,5%.

En las marcas de calzado esta práctica se convirtió en moneda corriente. Los descuentos llegan hasta el 20% si se decide pagar en efectivo, con tarjeta de débito o en una sola cuota. "Cualquier cliente tiene derecho a pedir un descuento por debajo del precio de venta y si el vendedor se lo puede hacer no es ninguna práctica reprochable, por el contrario me parece lógico, normal y hasta simpático en época de crisis", aseguró Mario Grinman Secretario de la Cámara Argentina de Comercio, sobre esta vieja práctica que hoy llega a las marcas más exclusivas.

"El regateo siempre existió, en los casos en donde está el dueño presente se puede avanzar con esta práctica, sobretodo en el comercio minorista de calles y avenidas que ante la pérdida potencial de la venta se intenta llegar a un acuerdo con el precio como en cualquier mercado", agregó por su parte el especialista en consumo Damián Di Pace. "En el caso de los shoppings en los locales de indumentaria y calzado puede darse sobre todo en los productos donde el margen de ganancia es mayor. Es un fenómeno nuevo", concluyó.

Los descuentos especiales se dan sobretodo con el pago en efectivo, cuando hay alto stock de un producto y por supuesto cuando las ventas vienen en rojo. "Es una forma de recuperar cash y liquidez", finalizó Di Pace.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario