Edición Impresa

El regreso de Guaidó a Venezuela aumenta la presión sobre el chavismo

A pesar de las amenazas, el líder opositor llegó sin problemas al país, donde fue recibido por una multitud y una decenas de diplomáticos de países que lo reconocieron. La vicepresidenta Rodríguez afirmó que evaluarán los próximos pasos.

Caracas - En un nuevo desafío a Nicolás Maduro, el líder opositor Juan Guaidó regresó ayer a Venezuela y llamó a una movilización a nivel nacional para incrementar la presión contra el chavismo.

Guaidó, un ingeniero de 35 años reconocido por docenas de países como el presidente legítimo, arribó por la puerta principal de la terminal del aeropuerto internacional que sirve a Caracas en medio de la incertidumbre que se había generado a su regreso por haber abandonado el país cuando lo tenía prohibido.

Las amenazas del chavismo generaron reacciones de la Unión Europea, Estados Unidos y varios países de América Latina, que advirtieron que tomarían represalias si la seguridad del dirigente era afectada. Por ese motivo, el mandatario interino fue recibido ayer en Maiquetía por los representantes diplomáticos de 13 países que reconocen su gobierno, entre ellos el encargado de negocios de la embajada argentina en Venezuela, Eduardo Porretti.

“Estamos aquí Venezuela. Seguimos adelante”, dijo en breves declaraciones a su arribo, escoltado por diplomáticos de naciones como Alemania, Argentina, España y Francia, entre otros, y ante simpatizantes que fueron a darle la bienvenida.

Desde la terminal, el líder se dirigió a una concentración opositora en el este de Caracas donde anunció ante cientos de personas una reunión con sindicatos del sector público para hoy y una nueva movilización en todo el país para el sábado.

“Señores de las Fuerzas Armadas: es evidente que después de las amenazas alguien no cumplió. Lo dijimos el mismo 5 de enero (cuando juró al cargo de presidente de la Asamblea Nacional), la cadena de mando está rota”, expresó durante su discurso en Caracas.

Se desconocía la forma en la que el joven político, que estuvo acompañado de su esposa Fabiana Rosales, logró pasar migración y desde dónde había llegado, aunque medios locales aseguraron que fue en un vuelo comercial procedente de Panamá.

Al ser consultado por periodistas sobre su paso por migración, Guaidó relató que los funcionarios le dieron la bienvenida y le trataron de “presidente”.

“La esperanza nació para no morir y les digo algo adicional: vamos bien, a celebrar esta pequeña victoria de hoy”, dijo Guaidó, visiblemente emocionado y quien en su trayecto desde el aeropuerto a Caracas detuvo el auto en que viajaba, subió al techo y desde allí saludó a sus seguidores.

venezuela.jpg

El embajador alemán, Daniel Kriener, dijo que le sorprendió el clima de tranquilidad cuando Guaidó llegó. “Podría ser un turista extranjero o una persona que regresa de un viaje de reposo”, comentó el diplomático al finalizar la manifestación encabezada por el opositor.

La semana pasada, el opositor estuvo de gira por Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y Ecuador en un intento de aumentar la presión internacional contra Maduro.

El presidente de la Asamblea Nacional dijo que continuarán presionando a Maduro, quien enfrenta un cerco diplomático encabezado por Estados Unidos, países europeos y latinoamericanos para que salga del cargo.

En ese marco, la vicepresidenta Delcy Rodríguez afirmó que se analizarán “cuidadosamente” las circunstancias del regreso al país de Guaidó. “Su comportamiento y sus actividades serán cuidadosamente analizados por estas instituciones y se tomarán medidas apropiadas”, dijo Rodríguez a la televisora Rusia 24, según reportó el diario caraqueño El Nacional.

El número dos el chavismo, capitán Diosdado Cabello, había dicho que estarían “esperando” a Guaidó con un “comité de recepción” en el aeropuerto internacional de Maiquetía. “Él dijo que entraba por Maiquetía y ahí lo estamos esperando; (el general) Jorge García Carneiro tiene montado un comité de recepción allí”, advirtió Cabello días atrás en su programa de televisión.

En tanto, la ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, que en enero afirmó que ya tenía una celda lista y su “respectivo uniforme” para Guaidó, había dicho la semana pasada que el mandatario interino solo podría regresar a Venezuela “vestido de garota”.

Maduro, de 56 años, asegura que sus adversarios liderados por Washington buscan derrocarlo y apoderarse de la riqueza petrolera del país. La nación OPEP tiene la producción de crudo más baja en siete décadas, vive desde hace cinco años en recesión y desde hace uno sufre hiperinflación. La crisis ha provocando el éxodo desde 2015 de 3,4 millones de venezolanos, según la ONU.

A pedido de la Fiscalía, el Tribunal Supremo de Justicia prohibió a fines de enero la salida del país de Guaidó debido a hechos “violentos” y por llamados a la comunidad internacional que han desembocado en el bloqueo de cuentas de la República.

Guaidó desconoce la legitimidad de Maduro al que califica de usurpador y citando artículos de la Constitución se autoproclamó el 23 de enero como presidente interino. Un mes después viajó hasta la frontera con Colombia para participar en un frustrado ingreso de camiones cargados con alimentos y medicinas.

Agencias Reuters, ANSA y DPA

DESIGNACIÓN

Juan Guaidó nombró al economista de Harvard Ricardo Hausmann, exministro de Planificación en la década de 1990 en Venezuela, como representante del país ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario